Así quedó convertido en cenizas, el quisco de la comunidad indígena de Mayabangloma, localizada en zona rural del municipio de Barrancas.

La comunidad indígena de Mayabangloma jurisdicción del municipio de Fonseca, se movilizó esta mañana para protestar por la quema de la enramada ancestral del resguardo.

El quiosco que las autoridades tradicionales y toda la población aborigen utilizaba, para el desarrollo de eventos culturales y rituales entre otras actividades, fue incinerado al parecer por manos criminales, afirmó la comunicadora social de la etnia Wayúu en el asentamiento, Eduvilia Uriana.

Quien expresó: “con anterioridad otros hechos irregulares venían ocurriendo en nuestra propiedad colectiva, debido a que un tanque para almacenar cien litros de agua fue hurtado, algunas sillas del cobertizo también se extraviaron y luego aparecieron en toda la carretera que nos intercomunica con el corregimiento del Hatico y Fonseca”.

-Publicidad-

Explicó que la situación podría deberse a intimidaciones contra las autoridades tradicionales del Resguardo. “No fue un corto circuito porque la energía se quitaba una vez se desarrollara allí cualquier acto, lo que quiere decir que fue un fuego provocado por vándalos” aseguró.

Expresó que afortunadamente las llamas  no alcanzaron a calcinar las oficinas, solo fue consumida en su totalidad la enramada que tenía capacidad para albergar unas cuatrocientas personas. Sobre las pérdidas económicas opinó, que superan los cien millones de pesos.

-Publicidad-