La procesión alrededor de la plaza Padilla acompaña la Vieja Mello.

Cada dos febrero el pueblo riohachero se reúne para conmemorar y honrar a su patrona, la ‘Vieja Mello’ que por su amor y bondad con sus hijos intercede para responder a cada una de la peticiones que estos realizan.

Con la alborada musical y el repique de campanas comenzó a desarrollarse este día especial, donde visitantes y propios se acercaron para postrarse ante la imagen de la excelsa madre de Dios y patrona de este pueblo guajiro.

El santo rosario y la santa misa sirvieron como espacio de oración y recogimiento para que los fieles creyentes honraran a su santa madre. Posteriormente, se realizó la bendición y entrega de cirios a los varones, quienes se acercaron con fe y esperanza para recibir este símbolo de la luz que ilumina el camino de todos los hombres.

-Publicidad-

Seguidamente, el repique de campanas indicó el inicio de la procesión, los fieles creyentes se acercaron para acompañar a la imagen de la Vieja Mello,  por los alrededores de la Plaza Padilla. Miles de personas se sumaron a este recorrido como muestra del afecto y la fe puesta en la madre de Dios.

Posteriormente, se realizó la solemne eucaristía pontifical presidida por el obispo de Riohacha Héctor Salah Zuleta, acompañado de Monseñor Ángel Francisco Caraballo, obispo de la Diócesis de Cabimas en Venezuela y los distintos presbíteros de la Diócesis de este Distrito.

Autoridades como la gobernadora encargada Tania María Buitrago González, el alcalde de Riohacha Miguel Enrique Pugliese Chassaigne estuvieron presentes en la eucaristía central y como muestra de la devoción a su patrona fueron los encargados de realizar la consagración  ante la imagen de la virgen.

Momentos en que la Virgen sale en procesión.

Igualmente, figuras políticas como Alfredo Deluque, representante a la Cámara de La Guajira y Piedad Córdoba acompañaron en esta celebración. Los diferentes candidatos políticos para las elecciones venideras al Senado y la Cámara también se acercaron para presentar ante la madre de Dios sus peticiones.

Definitivamente sea cual su intención o petición, personajes del común o personalidades relevantes van y se acercan cada dos de febrero al altar de la Vieja Mello para pedir o cumplir lo prometido por los favores recibidos.

Dando pasos de fe y esperanza, junto a María, construimos la paz, este es el mensaje que la iglesia continuará llevando cada hogar y en el marco de la celebración de los 30 años de la diócesis el presbítero Jefferson Ariza invitó a continuar participando de la octava a nuestra señora de los Remedios que estará peregrinando  durante este tiempo a las diferentes parroquias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

-Publicidad-
-Publicidad-