Una inspección de los avances del proyecto que realiza la Cruz Roja, en los municipios de Uribia y Manaure.

72 Comunidades indígenas y dos escuelas beneficiadas entre los municipios de Manaure y Uribia es el resultado que deja el proyecto “Mitigación de las consecuencias humanitarias asociadas al fenómeno de El Niño y otras variabilidades climáticas en el departamento de La Guajira”, financiado por el Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de Alemania, quienes visitaron la zona como parte de cierre del proyecto.

La visita fue propicia para socializar los avances de los programas desarrollados en los departamentos de Nariño y La Guajira, siendo este último la sede escogida para ser visitada por la delegación.

El Ministerio de Asunto Exterior alemán realizó la donación total de 850 mil euros para la ejecución del programa que finalizará en el mes de mayo del presente año en el departamento peninsular donde esperan beneficiar a más de 9.700 personas.

-Publicidad-

El encuentro contó con la presencia de Juliane Gensler, delegada del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores del Gobierno Alemán, Anne Illinca delegada de la Embajada de Alemania, Andreas Lidner, jefe de la Delegación de la Cruz Roja Alemana para América Latina, Charlotte Von Lenthe, Oficial de Monitoreo de la Cruz Roja Alemana.

Por parte de la Seccional Guajira participaron Félix Solano Pana, presidente e Ibeth Pinedo de La Hoz, directora Ejecutiva de la Cruz Roja seccional Guajira, así como dos representantes locales de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y el nuevo director de Gestión Integral del Riesgo de Desastres para la Cruz Roja Colombiana, Fabián Arellano Peña.

Quienes a través del recorrido en terreno constataron las cuatro líneas de acción ejecutadas dentro del proyecto con relación a: agua y saneamiento donde dieron soluciones integrales para el acceso al agua; gestión comunitaria, en la que explicaron la formación de comités comunitarios y construcción de bodegas artesanales. 

En la parte de salud e higiene, observaron los procesos de formación en prácticas de higiene en las escuelas y los modelos demostrativos agropecuarios para la producción de alimentos y protección de los rebaños de chivos y ovejos, tanto a nivel comunitario como escolar.

Cabe mencionar que este proyecto se desarrolló durante dos años en los municipios al norte del Departamento, el cual se formuló como una estrategia frente a las sequías prolongadas que se presentaron en la región en los años 2010 a 2016 a causa del fenómeno de El Niño y finalizó sus actividades con la mejora de la capacidad comunitaria e infraestructura en acceso al agua para enfrentar una nueva época seca.

Estas actividades lograron que muchas familias indígenas fortalecieran sus bases de subsistencia en las técnicas de higiene, la implementación de nuevas infraestructuras y acceso seguro al agua. 

Los miembros de la delegación compartieron durante una mañana con las autoridades tradicionales y la comunidad en general la satisfacción de los objetivos alcanzados, los cuales esperan que perduren en el tiempo debido a las capacitaciones y acompañamiento que han tenido los representantes de estas comunidades.

-Publicidad-
Cargando...