La Tuberculosis es una enfermedad asociada a la desnutrición, cuya problemática esta latente en la zona norte de La Guajira. Foto referencial.

Por Astrid Castillo López.

La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa que se trasmite por el aire, presenta síntomas que pueden incluir, tos intensa que dura tres semanas o más, dolor en el pecho, tos con sangre o esputo, debilidad o fatiga, pérdida de peso, falta de apetito, escalofríos, fiebre, entre otros síntomas.

Hoy 24 de marzo se conmemora a nivel mundial el día de la tuberculosis evento que recuerda cuando en 1882 el doctor Robert Koch anunció que había descubierto el Mycobacterium tuberculosis, el bacilo que causa la tuberculosis. Hoy día, según la Organización Mundial de la Salud un tercio de la población mundial está infectada con el bacilo, pero solo una de cada 10 personas desarrolla la forma activa.

-Publicidad-

Maidol Arredondo, representante legal de la fundación comunitaria para el desarrollo de La Guajira, destacó que “la tuberculosis en La Guajira tiene características muy fuertes, ya que el departamento tiene una de las tasas más altas en temas de desnutrición y esta es una enfermedad asociada con el hambre, cuando las personas consumen proteínas es muy difícil que adquieran la enfermedad”.

Maidol Arredondo.

En los trabajos que se han realizado desde la fundación, han observado que el Departamento ha venido sufriendo una tasa alta de personas con tuberculosis, superando la cortina de hierro, considerada como endemia, llamada así cuando llega al 0.5 de la población.

Recordó que en el 2006, el 19 por ciento un aproximado de 13 mil habitantes tenían la enfermedad, destacó que en ese entonces se debió declarar en alerta por esta enfermedad, enfatizó que este padecimiento se encuentra en sectores específicos o zonas de difícil acceso como por ejemplo Nazaret en la Alta Guajira.

Señaló que por ello, es necesario realizar una barrido vasiloscopico en sitios específicos de Maicao, Uribia, Manaure ya que “estos son sitios claves, donde las personas se están muriendo de hambre y además es necesario la implementación de proyectos sostenibles que beneficien a cada uno de sus pobladores”.

Dibulla, La Jagua del Pilar y San Juan también son considerados como municipios con mayor incidencia de esta enfermedad donde los grupos en el que se presenta mayor número de casos son las personas entre los 21 y 30 seguido de los de 31 a 40 años de edad.

La representante legal de la fundación comunitaria para el desarrollo de La Guajira, explicó que las cifras de las personas contagiadas con la enfermedad en este 2018 no se han podido obtener porque se necesitan hacer barridos vasiloscopicos, que no se han hecho en más de cinco años, “los casos que se conocen es porque las personas han ido a los centros asistenciales”.

Por otro lado, en una visita realizada al hospital Nuestra Señora de Los Remedios de Riohacha, se conoció a través del programa de tuberculosis que maneja la institución, que actualmente están atendiendo a 11 pacientes diagnosticados con la enfermedad, donde le suministran a cada persona los medicamentos necesarios durante los seis meses.

Mónica Molina, una de las responsables del programa de tuberculosis en centro hospitalario, destacó que cuando los pacientes no pueden llegar al hospital el medicamento se les suministra directamente en su ranchería o comunidad, además se les realiza un acompañamiento hasta haber culminado el tratamiento.

En este sentido, según la Organización Mundial de la Salud a pesar del progreso actual en el control de la tuberculosis, esta enfermedad continúa siendo un gran problema mundial de salud pública, estimándose cerca de 9 millones de casos nuevos por año, pero sólo se detectan cerca de 6 millones de casos en los países, por lo que el llamado actual es a encontrar los casos perdidos y tratarlos adecuadamente, principalmente en grandes ciudades y poblaciones vulnerables.

-Publicidad-