Las madres comunitarias protestan ante la sede de la Regional Número Tres del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Icbf.

Madres de hogares comunitarios en el Sur de La Guajira, se tomaron la mañana de ayer la sede de la Regional Número Tres del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Icbf en Fonseca, exigiendo que se les respete el derecho al trabajo.

Las trabajadoras pertenecientes a La Corporación sociocultural de afrodescendientes Ataole, en los municipios de  San Juan del Cesar, Fonseca, Hatonuevo, entre otros, afirman que están siendo objeto de una persecución, al quitarles de la noche a la mañana los cupos que tenían asignados para la atención de alrededor de 1500 niños los cuales a última hora se los entregaron  a otra Asociación, razón por la cual muchas de ellas quedarán cesantes.

Indicaron que pese a ser ellas quienes hicieron la socialización casa a casa, matriculando a los menores de edad que supuestamente quedarían bajo su cuidado, sorpresivamente se los quitan  y hoy en día es otra entidad la que asume el manejo del proyecto.

-Publicidad-

“Reclamamos respeto a lo concertado con nosotras y se retracte el Icbf de la celebración de este convenio con otra Fundación”, indicaron indignada las manifestantes.

-Publicidad-
Cargando...