En este sector ubicado en la calle 10 con carrera 3 del barrio San Lucas se presentó el caso de hurto. Comunidad exige mano dura contra la delincuencia.
-Publicidad política pagada-

Por Alcides Vence Ibarra.

Habitantes del molino están alarmados antes la ola delincuencial que se ha desatado, donde el raponazo y hurto a mano armada vienen tomando la delantera. La comunidad pide mayor vigilancia y control ante esta situación antes de tomar la justicia por sus manos.

El último caso reportado corresponde a una mujer a quien le fue arrebatado su equipo móvil cuando se encontraba frente a su residencia en la calle 10 con carrera 3 del barrio San Lucas, cuando esta se encontraba acompañando a su hermano  a hacerle mantenimiento a una jardinera.

-Publicidad-

Uno de los delincuentes que se movilizaba de parrillero en una motocicleta, después de forcejear, amenazó a la víctima con un puñal y huyó del lugar hacia la carretera nacional, que conduce al municipio de San Juan del Cesar, pasando frente a la estación de la Policía en la localidad.

Según los testigos, estos fueron perseguidos por habitantes del pueblo quienes se percataron de la situación pero el intento de retención fue fallido, aunque los alcanzaron en el puesto de control del Ejército Nacional entre los ramales de El Tablazo y Los Pondores, las autoridades no brindaron el apoyo necesario para la captura legal de los aparentes malhechores.

La Policía de la jurisdicción, también inició la persecución dando con la inmovilización de una motocicleta donde los jóvenes se transportaban y que fue abandonada por estos en la vía; sin alcanzar capturas a pesar de que el caso fue reportado oportunamente.

No es el único caso de robo que se presenta en el mes, por lo que los afectados, solicitan a las autoridades competentes reforzar la seguridad en la zona, por la frecuencia de esta clase de delitos cometidos por desconocidos en esta localidad.

-Publicidad-