El padre Samuel Chávarro Collazos, por segunda vez llega a la ciudad como enviado a continuar con el proceso de evangelización en la catedral Nuestra señora de Los Remedios.

Por Astrid Castillo López.

Con la intención de seguir renovando el trabajo pastoral de la iglesia católica y continuar impulsando el crecimiento de la comunidad cristiana, recientemente el obispo de Riohacha Héctor Salah Zuleta realizó el cambió de la administración parroquial de la Catedral Nuestra Señora de Los Remedios.

Actualmente, el padre Samuel Chavarro Collazos, proveniente de la diócesis de Garzón en el departamento del Huila, es el responsable de continuar el proceso de evangelización que venía realizando el padre Jefferson  Ariza, quien fue enviado a la parroquia Nuestra Señora del Carmen en Maicao.

El padre Samuel Chavarro, tiene 11 años en el ministerio sacerdotal, en conversación con La Guajira Hoy destacó que “es la segunda vez que Dios me quiere por estas tierras”. En el año 2008 estuvo como vicario en la Catedral Nuestra Señora de Los Remedios, junto al padre Humberto Marín Bedoya, en este servicio duró dos años.

Presbítero Samuel Chávarro Collazos.
-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Luego, por disposición del obispo Héctor Salah Zuleta fue enviado como párroco de la parroquia San Francisco de Asís, ubicada en la calle 15 de Riohacha, hasta inicios de enero del año 2013, para luego  asumir la responsabilidad de administrar la parroquia donde se ordenó como sacerdote, ubicada en la diócesis de Garzón, departamento del Huila.

Sobre este nuevo servicio pastoral que le fue encomendado cita al Papa Pablo VI  “la iglesia existe para evangelizar, ser párroco es seguir fortaleciendo los procesos de evangelización que a lo largo de los tiempo han sembrado los vicarios y párrocos estando en la catedral”.

En ese sentido enfatizó que quiere seguir fortaleciendo estos procesos y abrir nuevas experiencias de crecimiento y enamoramiento de Dios.  Igualmente, articular con las instituciones que hacen vida en el distrito de Riohacha, atendiendo el llamado que tiene la catedral, como iglesia madre de ser  punto de comunión entre las entidades de este territorio.

En cuanto a la relación con los distintos grupos que hacen vida dentro de la iglesia madre, explicó que se encontró con una catedral que ha crecido, madurado y los miembros de los grupos de apostolado, son personas con un corazón abierto y por ello han manifestado su apoyo para seguir trabajando con la evangelización de los cristianos católicos.

Subrayó que por el hecho de haber estado hace cinco años ya hay un camino recorrido, existen semillas sembradas, esto ha servido para fortalecer las amistades y renovar los procesos de acompañamiento pastoral con algunas personas.

Finalmente el nuevo párroco de la catedral hizo un llamado a los feligreses católicos a ser hombres y mujeres de esperanza con capacidad de transformación, por ello invitó a los riohacheros a dejarse transformar por Dios, en ese sentido recordó el mensaje de Jesús: “por sus frutos los conocerán”.

Destacó que es necesario recuperar la esperanza y si es posible vivir en una dimensión de la reconciliación constante  en todos los niveles: familia, sociedad, Dios. Entendiendo que en primer lugar es importante la relación de fidelidad con Dios.

En segundo lugar, la familia donde las personas crecen y aprenden para finalmente darse a la estructura social a la cual pertenece, barrio, colegio, universidad, siendo sal y luz para el mundo, destacó.

-Publicidad-
Cargando...