Las mascotas están siendo vendidas en los centros comerciales de la ciudad.

Por: Evelin Barrios Florez.

En los últimos meses, se ha vuelto costumbre encontrarnos ciudadanos venezolanos dedicados a la venta informal en diferentes puntos de la ciudad de Riohacha como en semáforos, esquinas y a las afueras de los centros comerciales.

Pero lo más preocupante es que, entre los diferentes productos ofrecidos por los comerciantes del país vecino, se encuentran animales como perros y gatos de distintas razas, los cuales, no están ingresando al país bajo la legalidad que se requiere, tal y como lo confirman entes a cargo como la Policía ambiental y el ICA.

-Publicidad-

Animales en estado de desnutrición, sin vacunas y sin registro sanitario, ingresan constantemente desde Venezuela, situación que, prende las alarmas ya que, las consecuencias  a futuro por esta actividad ilegal, podría ser la presencia múltiple de animales callejeros y hasta podría llegarse a desatar diferentes virus y epidemias en la ciudad, así lo afirma Germán Aragón Roys, gerente del Ica.

El Funcionario, asegura que, existen unas reglas y unas normas que han expedido con el fin de tomar las medidas necesarias en los puntos fronterizos, vigilando y controlando el ingreso legal de este tipo de especies, pero muchas veces, este tipo de controles, no son suficientes, ya que, como es de entender, los animales son ingresados por las trochas ilegales.

Por su parte, la intendente Claudia Eraso, encargada del grupo de la Policía Ambiental en La Guajira, expone que, a pesar de los controles constantes que se realizan por parte de la Policía para evitar el ingreso irregular de este tipo de especies, lamentablemente la ciudad de Riohacha, no cuenta con un Coso municipal o fundaciones a cargo donde se puedan entregar estos animales.

Por otro lado, Corpoguajira, se encargan en su mayoría de las especies silvestres y exóticas, pero en cuanto a los animales como perros y gatos que son los que más se comercializan, poco se hacen cargo.

La comercialización de estos animales se presenta en los semáforos, en las esquinas más concurridas de la ciudad y hasta por las redes sociales, ofreciéndose a precios muy bajos que despiertan el interés por comprarlos de muchos ciudadanos que no tienen en cuenta en qué estado se encuentran y que consecuencias o virus puedan ser transmitidos por estas compras ilegales.

Una de las soluciones que se exponen para controlar esta problemática, es concientizar a la población sobre lo riesgo que es realizar este tipo de compras, y despertar mayormente el interés por la adopción al momento de querer tener en su hogar una mascota.

-Publicidad-