Las instituciones educativas no tienen vigilantes y por eso, es fácil que los visiten los delincuentes.

Una vez más las instituciones educativas de San Juan del Cesar, siguen siendo objeto de robo por parte de la delincuencia debido a la poca acción de las autoridades, a la falta de vigilantes y porteros que en otrora estos centros educativos tenían.

Esta ausencia de personal de vigilancia, se debe a que el gobierno departamental y municipal no da solución pese a los requerimientos de necesidad prioritaria que hacen los diferentes rectores.

En la I.E José Eduardo Guerra, desde el 29 de diciembre del 2016 no hay vigilantes, ya que se venció el contrato departamental que había y esta ha sido la oportunidad que han aprovechado los delincuentes, quienes hasta los alimentos del restaurante escolar se han llevado.

-Publicidad-

En estas circunstancias, el personal administrativo y académico de la Institución están preocupados por esta situación y ojalá no ocurra el caso que recientemente sucedió en el Eleodoro Martínez del municipio del Molino, donde una estudiante fue violada.

En la actualidad, el único vigilante que hay es un señor que de muy buena fe presta acompañamiento de mañana a los estudiantes sin recibir salario alguno, beneficiándose solamente con vender bolsas de agua.

Al igual que en la institución educativa El Carmelo, que no tiene seguridad y el rector Eduard Fragozo Mendoza vive su odisea casi que a diario, quien a la hora de salida tiene que llamar a la Policía para que brinde seguridad al momento de abandonar los estudiantes el plantel educativo.

Otra Institución que viene presentando problemas de seguridad es la Normal Superior, donde docentes a través de la red de apoyo de la Policía Nacional, han solicitado acompañamiento, ya que personas ajenas a la Institución abordan a los estudiantes para agredirlos con objetos corto punzantes.

Debido a estos problemas, la comunidad de padres de familia, docentes y administrativos alzan la voz de alarma, para que los entes competentes entren a operar de forma inmediata ante esta problemática, que pone en riesgo la seguridad de los estudiantes de las instituciones educativas del municipio de San Juan del Cesar.

Otra situación que le preocupa al rector Eduard Fragozo Mendoza, es el reemplazo de la secretaria Gloria Molina, quien lamentablemente falleció el 22 de diciembre del año pasado y aún esperan quien la sustituya.

-Publicidad-
-Publicidad-