Un hecho insólito ocurrió en la tarde de este sábado en Riohacha, cuando los propietarios de un vehículo decidieron incinerarlo antes de que la Policía se los quitara porque otro dueño lo estaba reclamando.

Esto sucedió en la carrera 7h con calle 25 en el barrio Boca Grande, y sus propietarios tomaron la decisión de quemarlo porque los uniformados llegaron irrespetándolos y con la intensión de llevárselo sin ni siquiera verificar la documentación que tenían.

El automotor quemado es un Nissan de placa venezolana y según se pudo conocer, el vehículo había tenido en La Guajira cerca de 10 dueños, pero los nuevos compradores lo habían adquirido el viernes y antes que cambiara de dueño lo volvieron hierros retorcidos.

-Publicidad-

Luego se presentó el incendio, se llamó al Cuerpo de Bomberos de Riohacha, que no demoró en llegar, pero ya todo estaba consumado.

-Publicidad-