Cuando los familiares de los lesionados se acercaban a la Clínica Renacer.
-Publicidad política pagada-

Por José Iguarán González.

Como Audio Enrique Montiel Uriana, de 47 años de edad quedó identificada la víctima, quien se encontraba la mañana de este viernes en la vía que conduce a Maicao, en el kilómetro 5 de la Troncal del Caribe, frente al batallón Cartagena. En el mismo hecho resultaron heridos dos estudiantes quienes transitaban también por el lugar.

El hecho ocurrió cerca de las 11:45, justo cuando los estudiantes del centro etnoeducativo El Eujero salían de su jornada escolar. Según testigos dos hombres en una motocicleta se trasladaban por la vía, justo cuando pasaron cerca de Montiel Uriana el conductor de la motocicleta sacó su arma y disparó en varias ocasiones, hiriendo al hombre y a dos estudiantes quienes se encontraban en plena vía.

-Publicidad-

El occiso quien residía en la ranchería Caitimara, presentó una herida de bala en el pectoral izquierdo que le penetró el pulmón lo que complicó su humanidad, este fue auxiliado por uniformados del Batallón quienes los trasladaron hasta la clínica Renacer donde fue intervenido quirúrgicamente pero falleció en quirófano. Se conoció era nativo del municipio de Uribia, pero provenía de la ciudad de Maracaibo del vecino país y se dedicaba a la labor de yerbatero.

Los estudiantes que resultaron heridos fueron identificados como Dairo Pushana Brito, de 13 años edad, natural de la comunidad indígena Cucurumana quien recibió tres impacto de balas en el abdomen y uno en la pierna derecha. El segundo corresponde al nombre de Keldris Manuel Alarza de 20 años de edad natural de la comunidad de Aujero, este solo recibió una herida leve a la altura de la oreja derecha.

Se conoció que el cuadro clínico de Dairo Pushaina es reservado producto de la gravedad de las heridas. Por su parte Keldris Manuel está bajo observación del psicólogo de la clínica debido a su estado de nerviosismo.

Este incidente alarmó a los coterráneos quienes manifestaron que nunca se había presentado una situación. “Es primera vez en los 15 años de trabajar en esta comunidad indígena que sucede esto, lo malo que vemos es que estamos al frente del Batallón Cartagena y a pocos metros de un puesto de control de la Policía Nacional, y a esto se le suma que se necesita el servicio de transporte escolar, ya que los estudiantes heridos estaban en la vía esperando a cualquiera que le colaborara para regresar a sus viviendas”, expresó una de las docentes.

-Publicidad-
Compartir