Más de 500 personas se reunieron en la tarde de ayer, en un establecimiento comercial para ponerse de acuerdo y que paso a seguir. Durante el día de hoy colocarán la denuncia en la Fiscalía General de la Nación.
-Publicidad política pagada-

Evelin Barrios Florez.

En la tarde de ayer, más de quinientas personas, se reunieron para tomar acciones contra una aparentemente la fundación que aseguraba estar vinculada con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y que reclutó en Riohacha, personal para desempeñar diferentes labores especialmente con la comunidad wayúu.

Kenia Thalia Rivera Ortega

Ofreciendo contrato inicial por 2 meses, con salarios que oscilaban entre 1 a 3 millones de pesos de acuerdo al cargo a ejercer, conductores y profesionales en trabajo social, docencia, pedagogía, psicología, enfermeras y demás.

-Publicidad-

Los afectados aseguran haber sido reclutados con falsas promesas de trabajo por Kenia Thalia Rivera Ortega, quién figura como representante legal de la fundación “Unión Temporal Sainn Wayuu WayaTayaa”, quien asegurando que licitaba con el Icbf que realizaría las contrataciones de los profesionales.

Mariel Medina

Mariel Medina, afirma ser una de las tantas víctimas de esta estafa, quien con gran desilusión, afirmó “fui contratada como promotora de salud, por un suelo mensual de $1.600.000, que debían haberme cancelado el pasado 5 de abril, pero hasta ahora todo ha sido evasivas, la oficina donde funcionaba dicha fundación se encuentra cerrada hace aproximadamente 15 días y la señora Kenia Rivera, se encuentra desaparecida, no responde su celular, y mucho menos nos da la cara para explicarnos lo sucedido”.

Por su parte, Elión José Pinto Bermúdez, quien figuraba como subgerente de la fundación, organizó una reunión en la tarde de este jueves, para aclarar la situación y les afirmó que él es una víctima más, ya que también creyó en las falsas promesas de la señora Rivera Ortega y se comprometió a indagar con los entes encargados para llegar al fondo de este asunto y colocar las denuncias necesarias para que todos los implicados en este fraude respondan por lo sucedido.

Elión José Pinto Bermúdez.

En medio de la reunión el inconformismo y molestia por parte de los afectados no se hizo esperar, y con abucheos, gritos y reclamos, exigían respuesta inmediata, entre ellos, Ingrid Melén y Eliana Sierra, quienes con voz de protesta pedían les retribuyeran el dinero y tiempo invertido en las labores que algunos alcanzaron a realizar.

Víctimas de este fraude, en medio del llanto, se lamentaban de haber perdido la oportunidad de laborar en otros lugares por el contrato que ya tenían firmado con la supuesta Fundación, así como la cuenta bancaría que les hicieron abril para realizarles la consignación de sus pagos y el dinero que invirtieron algunos por más de 200 mil en el pago de salud y pensión, requisito que les exigían para poder contratarlos.

572 personas resultaron afectadas por una Fundación que aparentemente laboraba con Icbf.

Acontecimientos que hoy solo traen desilusión a las 572 personas que depositaron su confianza y la ilusión de tener un trabajo estable a una entidad que, con Nit y Cámara de comercio falsa, burlaron y engañaron trabajadores y profesionales de buena fe, quienes esperan que los entes encargados se hagan cargo de este asunto y logren aclarar estos hechos.

-Publicidad-