En la Alta Guajira, los indígenas la desea, mientras que los pobladores de San Juan del Cesar, la derrochan.
-Publicidad política pagada-

Las aguas derramadas, por las diferentes calles y carreras del municipio de San Juan es un problema de nunca acabar, pese a que en muchos sectores y barrios del municipio no les llega constante este servicio público prioritario debido a la deficiencia que hay en el manejo del mismo.

Lo que sí se puede ver día y noche por los sectores es el desperdicio del preciado líquido, esto debido, según denuncias de usuarios inconformes, a los trabajos que viene realizando la UT aguas del departamento de La Guajira en el municipio de San Juan del Cesar.

Según Gloria Mejía, habitante de la calle 3 sur con carrera 1, los operadores de esta contratista manipulan las tuberías en el cambio por las nuevas, rompen los tubos y no se apersonan para arreglarla.

-Publicidad-

“Estos trabajos que vienen realizando en la comunidad tienen a los sanjuaneros sumidos en la desesperación”, afirmo Álvaro Montaño residente del mismo sector, ya que estos arreglos no son programados por sectores y tienen a San Juan incomunicado, ya que los terraplenes de piedras y escombros y la mayoría de sus calles se encuentran inundadas.

Los habitantes de los barrios La Floresta, Manzanares, El Prado, Regional y otros sectores le exigen al secretario de Gobierno y Educación del municipio Aniceto Rafael Hinojosa y al secretario de Planeación José Eduardo Rodríguez Daza, que entren a revisar de una vez por todas este contrato, ya que tienen al municipio al borde de un caos vehicular, las calles y carreras del municipio parecen ríos de aguas sucias y con lodos debido a los daños que los obreros están presentando en las tuberías.

-Publicidad-