Las autoridades lograron toparse con tres menores de edad, quienes se encontraban en compañía de sus padres, en lugares exclusivos para persona adulta.

Una intervención a los establecimientos públicos como galleras, cantinas y expendios de licores con el fin de controlar el ingreso de los menores de edad y así evitarles la venta y consumo de bebidas embriagantes, realizaron las entidades administrativas del municipio con el apoyo de la Policía y Ejército Nacional.

Los patrullajes se iniciaron a partir de las 9:00 de la noche de este domingo, con la participación del secretario de Salud, Miguel Rosado Daza, el inspector de Policía Atilio Zabaleta Suárez, la comisaría de Familia Luz Daris Oñate Suárez y la personera Municipal Ileana Molina Montero.

Con esta actividad se busca que los menores de edad dejen de frecuentar estos sitios y que los padres asuman su responsabilidad, ya que en los operativos fueron sorprendidos dos niños en una gallera y otro menor en una cantina, haciéndose acompañar de sus progenitores, lo que preocupa a las autoridades locales.

-Publicidad-

Los padres de familia que infringieron al tener a sus hijos menores en estos sitios prohibidos, fueron abordados y citados por comisaría de familia para hacerles terapias pedagógicas, los propietarios de los establecimientos fueron convocados por la Inspección de Policía, para hacerle una medida preventiva, sin aplicación de comparendos.

Se conoció que seguirán realizándose estas acciones, especialmente los fines de semana con el fin de impedir que los menores de edad frecuenten estos lugares y se tomaran las medidas pertinentes.

-Publicidad-