Ludgarda Julio Amaya, una riohachera que se ha especializado en el manejo de flores.

Por Astrid Castillo López.

El florista es la persona que tiene por oficio la preparación y la venta de flores en un comercio, ella debe ser una persona creativa que sea capaz de diseñar los arreglos, los ramos, los centros de mesa y los adornos, de tal que se agradable para sus clientes, tratando en lo posible de estar a la vanguardia, por ello es importante que se preocupe de su formación sin olvidar su sello personal.

Las flores naturales o artificiales se convierten en el aliado de estas personas, en Riohacha conocimos a la señora Ludgarda Julio Amaya, quien lleva 20 años, poniendo en práctica  este oficio en su negocio llamado ‘Floristería Yeslit’ señala que no ha sido fácil para ella mantenerse en el negocio de las flores, ha tenido buenos y malos momentos, en los que le ha tocado levantarse para seguir adelante.

Ludgarda agradece el apoyo de su equipo de trabajo integrado por  Marcos, Maritza y otras personas que han sido parte de la historia de este negocio que inició con la esperanza de sacar adelante a su familia, “ellos están hombro a hombro, dando lo mejor para sacar el negocio adelante”.  Destaca que se siente satisfecha por ayudar y poder generar empleo para esas personas que tienen la responsabilidad de llevar alimento a sus hogares.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Para organizar un evento se basa en llenar de magia y fantasía ese momento especial de las personas, recuerda que  aunque inició alquilando, decorando con icopor y otros materiales, más tarde se dio cuenta que trabajar con las flores la llenaban de vitalidad “cuando tocaba las flores me sentía en un mundo mágico, donde con una rosa podía hacer algo hermoso y con esto complacía al cliente en sus fechas especiales”.

A lado de Ludgarda Julio Amaya, aparecen Alfredo Portillo, Eilin Ibarra, Luz Estela Osorio, Yasmin Hernández y Mirian Osorio.

Ella destaca que las fechas en las más se venden las flores son el día del amor y la amistad, día de la mujer, día de las madres, sin embargo a ella le complace realizar los arreglos cuando son los hombres quienes en cualquier día especial, llegan a pedir flores para sus esposas. “es lo más grande, lo más bonito, ellos siempre quieren lo mejor, lo más lindo para una mujer”.

Esta florista cuenta que mantener las flores en esta ciudad es difícil ya que es una zona calurosa, ellas requieren un cuidado especial para mantenerse y verse hermosas, por ello se esmeran por mantenerlas en un sitio refrigerado.

Las flores con las que trabaja son las conocidas rosas, margaritas, hortensias, helechos que le llegan de Bogotá y Medellín, pero los clientes siempre optan por las rosas porque son más romántica.

Ludgarda asegura que este era su sueño, estaba quieto, pero despertó cuando comenzó a conocer el mundo de las flores, este anhelo la impulsó a iniciar su negocio como florista. Aprovechó la ocasión para agradecer a La Guajira Hoy por darle la oportunidad de dar a conocer su trabajo y también felicitar a sus colegas floristas.

-Publicidad-
Cargando...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here