Entre los vecinos de la tarima Tierra de Cantores está la preocupación por el daño que vienen ocasionado los jóvenes sobre la misma, pese a que ni siquiera ha sido inaugurada.
-Publicidad política pagada-

La reciente remodelada Plaza de Bolívar, está siendo blanco de vándalos, que destruyen parte de la celosía que rodea la tarima Tierra de Cantores y las bancas que fueron instaladas para descanso de visitantes las embadurnan de grafitis.

El espacio de recreación y esparcimiento que ha sido objeto de toda clase de comentarios a favor y en contra de su restructuración, ni siquiera ha sido inaugurado y ya comienza a ser averiada parte de su estructura arquitectónica.

Para los defensores de la obra, este es un hecho insólito y descarado al considerar que no es justo que le hagan esto a una comunidad que durante la tarde y la noche ha comenzado a visitar un lugar que antes permanecía desolado. Ahora se congregan para compartir y jugar, sobre todo la niñez.

-Publicidad-