Este es el centro Etnoeducativo Pulitchamana María Luisa Piraquive, que su Fundación donó a comunidad indígena de Manaure.
-Publicidad política pagada-

Con una infraestructura de capacidad para 220 estudiantes, la cual contiene: ocho salones de clases, un salón para docentes, una oficina, una sala de sistemas, un comedor, una cocina, tres baños (uno para niños, otro para niñas y otro para docentes), entro en funcionamiento el Centro Etnoeducativo María Luisa Piraquive.

El Centro también tiene: dos salas múltiples o plazoleta central, dos zonas de recreación con juegos didácticos instalados, cancha de fútbol y un espacio para una huerta agrícola en la cual siembran árboles frutales y maderables.

Los niños Wayúu van diariamente al centro a recibir sus conocimientos.

La construcción del Centro nace de la necesidad de observar el recorrido de hasta cuatro horas y bajo el fuerte sol en La Guajira, de decenas de niños y niñas de la etnia Wayúu que diariamente se trasladaban hasta una ranchería con el ánimo de estudiar, un lugar que no era el más apropiado para hacerlo.

-Publicidad política pagada-

Los niños recibían las clases sentados en la arena y en troncos bajo los árboles, interrumpidos en muchas oportunidades por las inclemencias del clima o fuertes aguaceros, situación que nos les permitía avanzar en la formación de sus conocimientos.

Hasta las áridas tierras de Manaure, llegó la Fundación Internacional María Luisa de Moreno (FIMLM) con un firme propósito: beneficiar las comunidades Wayúu y rescatar en ellas la importancia de la educación y así cumplir el sueño de cientos de niños y niñas de la etnia, esto a través del programa ayúdanos a educar y construyendo escuelas.

Cuando termina la jornada académica regresan a sus rancherías.

Luego de un diagnóstico y un constante trabajo comunitario de varios meses en la comunidad indígena Pulitchamana, la Fundación Internacional María Luisa de Moreno, en cabeza de su fundadora y presidenta, María Luisa Piraquive, hizo entrega oficial del Centro Etnoeducativo, escuela que lleva su nombre a petición de la comunidad, en reconocimiento al compromiso y solidaridad tenida con las poblaciones en situación de vulnerabilidad del país, en especial de las comunidades indígenas.

Son varias las comunidades que habitan alrededor que se benefician de este Centro Etnoeducativo, en la cual pueden abastecerse de agua, con el sistema hídrico de abastecimiento que instaló la fundación internacional maría luisa de moreno en la escuela y que funciona tanto para uso personal como para sistema de riego en las huertas.

Igualmente, con esta iniciativa de María Luisa Piraquive, se quiere resaltar la importancia de invertir en educación, para que los niños, niñas y jóvenes tengan condiciones dignas para su desempeño escolar y puedan prepararse en un futuro como grandes personas y profesionales, los cuales de seguro traerán grandes cambios y beneficios a sus comunidades el ámbito educativo, social, y familiar. 

Actualmente la escuela cuenta con 205 estudiantes matriculados, contando con las garantías que reciben en este centro educativo: alimentación, dotación escolar, asignaturas interactivas, atención médica, espacios recreativos y las instalaciones aptas para recibir sus clases.

La fundación internacional FIMLM contribuirá de forma constante al avance educativo de los niños, niñas y jóvenes del Centro Etnoeducativo Pulitchamana a través de encuentros experienciales, fomentando valores y aplicando vivencias para el crecimiento personal, emocional y educativo de los beneficiarios, aplicando además metodologías didácticas lúdico-recreativas dirigidas a las temáticas desarrolladas.

Cada estudiante recibe una dotación cada seis meses que incluye: kit escolar, uniforme de diario completo, uniforme deportivo completo, lonchera, herramientas de trabajo y maletín escolar.

-Publicidad-