Algunas calles y carreras de Fonseca, parecen una batea, por culpa de la mala ingeniería en la pavimentación y hoy sus pobladores exigen que remienden el problema.
-Publicidad política pagada-

Según vecinos del sector por los malos cálculos de la ingeniería interventora de la obra que construyó el pavimento en concreto rígido, siempre que llueve hay un represamiento de aguas correntías en la calle 17 A con carrera 23 del barrio el paraíso.

La laguna que se forma, hace que muchos automóviles al momento de transitar por allí se apaguen, debido a que por la profundidad del hueco las aguas alcanzan a entrar al motor del vehículo, mojando el sistema eléctrico.

Muy a pesar que el aguacero caído recientemente, no fue tan intenso, la vía se empantanó y para poder evacuar todo el recurso hídrico estancado hubo la necesidad de abrir las tapas de las alcantarillas y evitar que algunas viviendas cercanas al sitio se pudieran inundar.

-Publicidad-
Compartir