El frente del hospital de El Molino, no está acorde con el servicio que presta.

A pesar que actualmente se realizan trabajos en la infraestructura interna, frágil, se considera el escenario que en la actualidad ostenta la sede del hospital San Lucas de este municipio.

La falla se presenta especialmente, en la zona de urgencias por la falta de atención y cuidado por parte de la ciudadanía en general, con omisión a la buena atención que prestan los galenos y enfermeras de este  organismo.

En días pasados, una mujer que en estado de embriaguez fue ingresada a la sala de urgencias por supuestos síntomas de intoxicación, con fuertes golpes destruyó la única batería sanitaria y aún no ha respondido por los daños causados.

Esta tina fue rota por una mujer que llegó al hospital en aparente estado de alicoramiento.

Las vacas que deambulan por las calles del municipio, también se convierten en un inconveniente porque llegan de noche o de madrugada y dejan los excrementos frente a la puerta de ingreso de la institución hospitalaria, sin que los propietarios de las reses se percaten de los perjuicios causados y tomen los correctivos.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Las sillas que hace varios años fueron instaladas en la parte externa para comodidad de los usuarios, ya fueron retiradas por presentar un avanzado deterioro y se espera sean instaladas unas nuevas estructuras.

La comunidad, espera por parte de las autoridades de salud local, siga mejorando el servicio que esta institución presta a los habitantes de esta zona del departamento.

-Publicidad-
Cargando...
Compartir
Maybelys Ávila Barona
Comunicadora Social, Periodista, especialista en trabajo sociales y comunitarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here