Los funcionarios de Instituto Geográfico Agustín Codazzi y Cerrejón después de concluir el estudio de suelos que realizan en La Guajira.

Expertos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi presentaron los resultados del primer estudio semidetallado de suelos y evaluación biofísica de tierras, con fines forestales, realizados en alianza con Cerrejón, en el cual se efectuó un levantamiento de información y muestreos de 2.466 hectáreas de tierras aledañas a La Mina, ubicadas en los municipios de Albania, Hatonuevo y Barrancas.

El estudio busca determinar que especie de árboles se deben sembrar para la implementación de proyectos productivos, que permitan la siembra de especies como: la teca, la melina, el roble y el eucalipto rojo.

El estudio, que tuvo como objetivos realizar una caracterización física, química y mineralógica del suelo, elaborar un mapa de fertilidad y clasificar las tierras acorde a su aptitud de uso, servirá de insumo para la implementación de proyectos productivos encaminados a generar mayores ingresos y desarrollar un renglón económico como la agroforestería, poco explotado en Colombia y el cual permite adelantar actividades sostenibles que impulsen el empleo y desarrollo de forma responsable con el medio ambiente. 

-Publicidad-

“Como resultado de esta alianza, pudimos caracterizar los suelos e identificar sus propiedades y determinar opciones de producción con cuatro especies forestales; esto no quiere decir que sean la única alternativa, ya hoy Cerrejón queda con la información técnica que le permitirá poder evaluar otras posibilidades”, afirmó Germán Darío Álvarez, subdirector Nacional de Agrología del Instituto Geográfico Agustín Codazzi.

De acuerdo con los resultados arrojados por el estudio, el primero con enfoque únicamente forestal adelantado en el Departamento, dentro de los planes de manejo integrado para el cultivo, se deben aplicar enmiendas a base de diferentes minerales, los cuales permitirán la rehabilitación de los suelos sanilizados.

Las cuatro especies forestales evaluadas son consideradas versátiles, de crecimiento rápido, con amplia gama de usos, antecedentes de reforestación y alta demanda comercial.

“Estos estudios nos dan más y mejores herramientas para conocer dónde estamos y qué alternativas tenemos para desarrollar actividades complementarias a la minería, que permitan generar desarrollo e impactos positivos en el entorno de las comunidades vecinas”, manifestó Juan Carlos García, gerente de Reasentamientos y Tierras de Cerrejón.

-Publicidad-
Cargando...