Luis Manuel Tapias Díaz, cuando se encontraba en el centro asistencial

Ladrones indignados devolvieron el bolso con 6 mil pesos y el celular.

Herido a bala resultó Luis Manuel Tapias Díaz, un vendedor de mercancías puerta a puerta quien fue abordado por dos personas que se desplazaban en una motocicleta, con la intención de robarle, se enojaron al encontrarlo ‘limpio’ y le propinaron un disparo.

Cuenta Luis Manuel que sorprendido por lo sucedido en un principio pensó que se trataba de una broma de alguno de sus amigos, pero después se dio cuenta que la cosa era en serio. Este hecho de sangre ocurrió en el barrio Las Tunas de Riohacha.

-Publicidad-

“El parrillero bajó de la moto, me pidió que le entregara lo que llevaba, un bolso con 6 mil pesos y un celular de baja gama, hecho que desató la furia de los ladrones que el conductor le dio la orden que me dispara por no llevar nada y apuntándome a la cabeza, éste me preguntaba que si me iba hacer matar”.

Sin embargo, dice que se aferró a Dios. Entonces, su agresor decidió dispararle en la pierna ocasionándole una herida superficial.

De inmediato fue llevado a un centro asistencial y según el dictamen médico la bala no produjo lesiones graves, pero aún sigue incrustada en su pierna derecha, por lo que debe  asistir a controles durante las semanas siguientes para la toma de radiografías.

Pero más que su salud lo que preocupa a la víctima en estos momentos es que gracias a este trabajo informal donde gana por producción, dependen económicamente sus tres hijos y ahora no sabe cómo obtener los recursos para el sustento diario de su familia y sus medicamentos para sanar durante las semanas que  dure en recuperación.

Luis Manuel Tapias Díaz, en su recuperación en su residencia.

Los presuntos delincuentes quienes no parecen ser ladrones de calderos, conducían una motocicleta bóxer de color rojo, quienes en su huida le advirtieron que en una próxima ocasión debe cargar dinero o celular de alta gama, porque si se vuelven a tropezar ya el tiro no sería en la pierna.

Este hecho saca a la luz pública la inseguridad que ha venido azotando los últimos meses a la ciudad, es decir, que a los riohacheros les tocará salir a las calles con algo de dinero para evitar ser lesionados.

-Publicidad-
Cargando...
Compartir