El centro de Salud del corregimiento de Tomarrazón no funciona por falta de inversión del Estado.

La partida del docente Hernán Barros en el corregimiento de Camarones abrió una discusión sobre la efectividad del documento RED en el distrito de Riohacha.

El educador falleció por no contar con un adecuado centro de salud donde pudieses recibir los primeros auxilios. Los habitantes aseguran que si el centro hubiese estado operando correctamente, esa vida aun estaría paseándose por el corregimiento.

Los centros de salud del Distrito son administrados por la red pública de salud del departamento de La Guajira, a través del Hospital Nuestra Señora de Los Remedios. Es decir, son brazos de este importante centro médico.

-Publicidad-

En abril de 2017, el Ministerio de Salud y de la Protección Social, aprobó el Programa Territorial de Reorganización, Rediseño y Modernización de las Redes de Empresas Sociales del Estado del departamento de La Guajira o documento RED, como mejor se le conoce.

La cartera de Salud, anunció, a través de su ministro, Alejandro Gaviria, que el programa permitiría al departamento iniciar inversiones en infraestructura física para recuperar hospitales públicos, centros y puestos de salud. Adicionalmente, haría posible que reciba recursos financieros para saneamiento de pasivos, inversión y mejoramiento de gestión administrativa.

Sin embargo, los líderes de corregimientos donde hay puestos de salud aun no ven las debidas inversiones. Tal es el caso de María Rodríguez, edil del corregimiento de Camarones.

“Como ya lo hemos denunciado en varias ocasiones, nuestro centro de salud está deteriorado y no cuenta con el personal médico. Lo poco que tenía se lo han robado y apenas fue que le pusieron unos vigilantes. Los líderes estamos exigiendo a las autoridades para que se invierta de una vez y se puedan salvar vidas”, manifestó.

Disney Gómez Pinto.

Por su parte, Disney Gómez Pinto, corregidor de Tomarrazón, asegura que el centro de salud se encuentra en buen estado en cuanto a estructura se refiere, pero en materia de personal médico y dotación presenta falencias.

“No hay ni siquiera una aguja para suturar heridas. El centro lleva alrededor de cinco años sin funcionar, que fue la última vez que vimos un médico en el pueblo. Solamente va una promotora a cumplir un horario. Nosotros Hemos conversado con la gerente del Hospital, y ella siempre nos dice que está haciendo gestiones pero nunca nos resuelve y llevamos buen rato esperando”.

Intentamos contactar a la gerente del Hospital Nuestra Señora de Los Remedios, Flor García Peñaranda, para conocer sus respuestas frente a este problema, pero no fue posible.

-Publicidad-
-Publicidad-