Los tres mapaches estan siendo atendidos en las instalaciones del centro de rehabilitación de fauna silvestre de la empresa carbonífera para su posterior liberación. Foto referencia.

En el intento de rescatar un caimán en una laguna del Puerto Bolívar, los rescatistas del resguardo animal del Cerrejón visualizaron cuatro ojos que los observaban, se trataba de unos mapaches que por más de tres años habían hecho vida la zona portuaria.

Los mapaches fueron vistos por primera vez hace tres años por un operador, una noche oscura cuando llegaron provenientes de Europa en una de las embarcaciones, este hombre en su intento de atraparlos les perdió el rastro, mientras ellos se escabullían en la playa.

Los mapaches identificados, son conocido como boreal o racuna (Procyonlotor), originarios de Norte América, pero desde el siglo XX, se extendieron por toda Europa, siendo una especie de mamífero carnívoro de la familia de los prociónidos.

Durante varios años sus huellas fueron vistas en diferentes partes de Puerto Bolívar, sin nunca lograr encontrarlos de manera exitosa. “Mientras caminamos en busca de sus huellas, de un momento a otro vimos cuatro ojos que nos observaban en medio de un vieja estructura de cemento, cubierta de arena en la mitad de la playa”, afirmó Luis Madriñan, especialista en Biodiversidad de Cerrejón.

Luis Fernando Madriñan, especialista en biodiversidad de Cerrejón.
-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Los ojos, correspondían a los inmigrantes de Europa, quienes durante tres años residieron debajo de la estructura, salían únicamente en busca de alimentos como pequeñas conchas y moluscos. La sorpresa se dio, cuando en medio del encuentro fortuito, descubrieron como los dos mapaches, durante ese tiempo habían tenido una cría, la cual había sido dada a luz en tierras guajiras.

Es así, como parte del programa de Conservación de Especies desarrollado por Cerrejón, los tres animales fueron rescatados y llevados al Centro de Fauna de la Empresa para ser rehabilitados.

Una vez capturados, inmediatamente informaron a Corpoguajira del hallazgo, actualmente, la Compañía y la Corporación se encuentran haciendo las gestiones correspondientes para llevar a estos animales al punto más al sur donde se encuentra su distribución. Se les han hecho las pruebas médicas y genéticas para determinar el mejor lugar para que sean liberados.

“La historia de los mapaches es muy curiosa, porque estos animales son una especie invasora que llegaron a Alemania de manera fortuita; los animales entraron como polizones en un buque con el objetivo de buscar alimentos y por qué no regresar a su hábitat de origen en Norte América, pero no contaban con que el medio en el que se transportaban haría primero una parada en La Guajira, y la región se convertiría en su nuevo lugar de residencia”, manifestó Madriñan.

Quien indicó que historias como está, les motivan a seguir trabajando en la conservación de especies, exaltando la tenacidad de animales, como los mapaches, quienes sobrevivieron y se adaptaron a un hábitat adverso al suyo por naturaleza.

“Por ello en Cerrejón, continuaremos trabajando, para entre amigos, promover la preservación y protección de la biodiversidad de nuestro Departamento”.

-Publicidad-
Cargando...