Waleska Zelaya Portillo quién en compañía de su esposo el también empresario Juan José Lagos, visitaron varios sitios turísticos de La Guajira. En la imagen el Cabo de la Vela.

Por Evelin Barrios Florez.

Usando una mochila tejida 100 por ciento a mano, por indígenas de la etnia Wayúu, aparece la diputada hondureña Waleska Zelaya Portillo.

Durante el receso de la Semana Mayor, fueron muchos los turistas extranjeros que encontramos visitando el departamento, entre ellos, la diputada hondureña Waleska Zelaya Portillo quién en compañía de su esposo el también hondureño el empresario Juan José Lagos, recorrieron los sitios turísticos más bellos que encierran las tierras guajiras.

La hondureña contó que en Riohacha había vivido antes y sus hijas tienen raíces guajiras, ahora reside en Honduras, pero su segundo amor es Colombia, especialmente el pueblo guajiro que sigue presente en su corazón.

-Publicidad-

Waleska, ostenta la dignidad de Diputada, cargo similar a la de un senador en Colombia.

En su diálogo con periodista de La Guajira Hoy, LGH, se refirió acerca de los cambios de desarrollo que ha observado en la Capital de La Guajira en cuanto a infraestructura, organización, seguridad y especialmente en el turismo, resaltó al Departamento como uno de los sitios que actualmente se ha vuelto atractivo para visitar por turistas extranjeros.

La Diputada junto su esposo el empresario Juan José Lagos, en visita a La Guajira.

La extranjera visitó la playa del corregimiento de Palomino, Mayapo, observó las charlas de Sal en Manaure y terminó su recorrido en el Cabo de la Vela, lugar donde el empresario Juan José Lagos quedó encantado.

“En Honduras hemos imitado muchas estrategias turísticas de Colombia y hemos podido lograr mostrar al mundo los sitios, paisajes y productos que en nuestro país se generan, pasando de ser consumidores de productos extranjeros, a ser mayores consumidores de productos nacionales y logrando de esta forma exportarlos como 100 por ciento de calidad, como es el banano y el café que son de los que más producimos”.

Waleska Zelaya, sin duda alguna es una hondureña enamorada de La Guajira, oírla hablar del Departamento es llenarse de orgullo, aún recuerda a Riohacha como era hace años atrás. Memoró las dificultades del agua, energía y transporte que se vivían hace algún tiempo, pero que en la actualidad observó muchos cambios significativos.

Resalta la calidez de su gente, la gastronomía, costumbres que caracterizan y lo especial de la música vallenata, “en Honduras se escucha vallenato”, dijo.

Los extranjeros estuvieron acompañados por María Mónica Sánchez, Manuel Siosi y Edgar Sabatino Rosado.

Asegura que preside la comisión de Desarrollo y Protección Social y desea que se lleguen a acuerdos entre ambos países para lograr convenios o alianzas que permitan trabajar el tema de seguridad, turismo y exportación especialmente del departamento, pues como ella dice con emoción: “Si visitas La Guajira, el riesgo es que te quedes”.

-Publicidad-