Con profesores capacitado, el Yes, I do continua su trabajo educativo para que mas guajiros aprendan la segunda lengua que habla en Colombia.

Corrían los años ochenta y un inquieto niño riohachero soñaba con aprender inglés. El sonido de esa lengua extraña lo atraía y seducía en gran manera; sin embargo, aprenderlo era casi un sueño inalcanzable. No había en la ciudad, ni tampoco en el departamento, un lugar donde pudiera cumplir el sueño de ser bilingüe.

Ver y sentir esa necesidad desde muy joven fue lo que instó a Moisés David Ibarra Serrano a abrir un instituto de inglés donde niños, jóvenes y adultos pudieran cumplir el sueño que él siempre tuvo: aprender inglés de verdad, ingles para la vida.

Licenciado en Lenguas de Uniguajira, con especialización y maestría en la enseñanza del inglés de la Universidad del Norte de Barranquilla, fundó el Yes I do English Institute en el año 2008. Su experiencia como docente y la preparación académica obtenida son la base fundamental que hace de este instituto una escuela académica de excelencia y calidad en la enseñanza del inglés.

Moisés David Ibarra Serrano.
-Publicidad-

“Inicié mi carrera como docente de inglés en un colegio privado, allí algunos padres de familia me expresaron la necesidad de ofrecer cursos para sus hijos y para ellos, para poder así aprender más el idioma; me dieron la idea de conformar un grupo ya que mi tiempo imposibilitaba dar clases individuales, y fue así como inició este sueño”.

Las clases las comenzó en las instalaciones del colegio Gimnasio Simón Bolívar, propiedad de su madre Elsa Serrano de Ibarra, docente de destacada trayectoria en la ciudad. Sus primeros estudiantes fueron un grupo de quince personas a quienes atendía diariamente en las tardes, entre las que se cuentan becarias Fullbright, personas interesadas en estudiar en Canadá y Estados Unidos y personas que necesitaban preparación para presentar exámenes internacionales de inglés.

Hoy día ubicado en la calle 7 con carrera 11, Yes I do cuenta con cinco docentes para diferentes niveles de enseñanza. Actualmente tiene una población estudiantil de alrededor de 100 personas de todas las edades.

“Desde el primer día apliqué la metodología que se basa en los tiempos de aprendizaje, esto ha dado resultados satisfactorios, en el Instituto garantizamos que nuestros estudiantes pierdan el temor a comunicarse y se animen a entrar en el mundo de un nuevo idioma”

Esta es la sede en el Distrito de Riohacha de Yes, I do abierto para todos los jóvenes y adultos que deseen aprender inglés.

El Yes I do English Institute está aprobado por el Ministerio de Educación y otorga el certificado respectivo al terminar el curso. Los programas están dirigidos para todas las edades. Cuenta con alrededor de cincuenta personas egresadas con los niveles completos de los dos años y medio, y más de doscientos hablantes con diferentes niveles logrados.

El Instituto ofrece precios accesibles para pagar por cuotas. Hay planes para adolescentes, niños y planes para familias. Cada módulo tiene una duración de cinco meses. Actualmente, tienen la promoción para jóvenes estudiantes de Uniguajira, quienes presentado su carnet vigente podrán acceder al curso a mitad de precio. Este curso estará iniciando el 3 de mayo en el horario de la tarde, ya se están recibiendo inscripciones.

Abre cursos en varios municipios

A pesar de que el interés por el aprendizaje del inglés en la ciudad tiene un nivel bajo, este empresario y soñador guajiro sigue adelante, compartiendo su visión de la importancia de aprender inglés a cada persona y trabajando para que el instituto se expanda no solo en Riohacha sino en todo el departamento.

“Queremos llegar a cada rincón de La Guajira, quiero que las personas cumplan su sueño de aprender inglés, así como lo logre yo. Esto es algo más que un trabajo, es  una pasión, ver personas avanzando y desenvolviéndose en el dominio de la lengua es muy satisfactorio, pues estoy convencido de que aprender inglés de verdad, ingles para la vida, es algo que cambia tú mundo, amplia tus horizontes y te da una visión diferente de la vida”, afirma Moisés David.

-Publicidad-