El caluroso debate se realizó en la mañana de ayer en el cabildo de Riohacha.

Un acalorado debate se llevó a cabo ayer en el Concejo de Riohacha sobre el papel de la Asunción Temporal de la Educación en Riohacha. Los cabildantes citaron a la gerente Grisela Monroy para que respondiera a diversos cuestionamientos sobre transporte y alimentación, escolar, planta de empleados, asuntos normativos, contractuales, entre otros.

Grisela Monroy.

Monroy señaló que desde abril, se ha venido prestando el servicio de transporte escolar y desde el mes de febrero, el de alimentación, a través del Programa Mundial de Alimentos.

“Firmamos un contrato de transporte escolar que está cubriendo tanto la zona rural y étnica, como la urbana, a través de la empresa Transescolar. En cuanto a alimentación, por medio de la aprobación de las autoridades tradicionales indígenas, se logró escoger el Programa Mundial de Alimentos, la entidad capaz de atender la demanda tan grande de estudiantes en los planteles educativos”, señaló.

-Publicidad-

En son de protesta, el concejal proponente del debate, Aloima Miranda Arregocés, se colgó una pequeña olla en su cuello y permaneció con ella hasta el término de la jornada. Aseguró que aún en las instituciones educativas rurales, ubicadas en poblaciones como Matitas, Tigreras, Choles, entre otras, la comunidad estudiantil sigue haciendo paros porque no hay vehículos que los transporten y deben caminar varios kilómetros para recibir sus clases.

Aloima Miranda Arregoces.

Mientras mostraba fotos de platos con raciones alimenticias aseguró que “yo no sé qué tipo de convenio es el que se está haciendo con el Programa Mundial de Alimentos, porque la minuta no es la adecuada y las cantidades no son las que van a nutrir realmente a un estudiante. Recuerdo que antes le daba a los estudiantes de forma abundante, alimentos como carne, queso, pollo, bastantes frutas y demás. Entonces estamos viendo que hay falencias en esos temas”, dijo Miranda.

Por su parte, el cabildante Iler Acosta Mejía, manifestó que los vehículos que transportan a los niños y jóvenes presentan sobrecupo constante y destacó que se puede abarcar un número mayor de vehículos para evitar ese suceso.

“No vemos en que ha avanzado la educación en Riohacha. Nos habían dicho que con la intervención venían importante recursos, pero hoy están solicitando más recursos de parte del Distrito para cubrir el transporte y la alimentación. Antes el gobierno nacional hacía acompañamientos, sin tomar las decisiones que les correspondían a las dependencias educativas de los entes territoriales”, señaló Acosta Mejía.

Los miembros de la Corporación Edilicia, coincidieron en afirmar que la labor del gobierno nacional para solucionar los problemas de la educación en La Guajira no ha sido eficiente.

-Publicidad-