Propietarios de viviendas de la urbanización Belén Curiel, reclamaron culminación del proyecto ante funcionarios de la Alcaldía.

Una vez más, un grupo de beneficiarios del proyecto de vivienda de interés social, Belén Curiel, llegaron a la sede de la Alcaldía de Riohacha, para exigir la pronta terminación de las viviendas que restan y la debida entrega.

Hasta el momento de 144 viviendas prometidas, un total de 24 se encuentran terminadas. Los manifestantes aseguraron que ya están cansados de atrasos, esperas y promesas incumplidas.

Jorge Pastrana, líder comunal que ha venido liderando el proceso, asegura que en varias reuniones la Alcaldía le ha prometido acciones prontas.

-Publicidad-

“Llevamos muchas reuniones, siempre nos dicen ya en tres meses están listas las casas, ya tenemos los recursos, no se preocupen; pero siempre nos quedan mal. Nosotros ya hemos llevado quejas y denuncias a la Procuraduría Regional y a la Procuraduría en Bogotá, porque esto nos parece una falta de respeto y en cada reunión quieren darnos solo contentillo”, señaló.

Por su parte, Kendry Magdaniel, secretario de Planeación Distrital, aseguró que existe un presupuesto de 1.200 millones de pesos ya aprobados y por causa de la inestabilidad institucional no se han podido ejecutar.

“Los diferentes cambios de alcalde no nos han permitido cumplirle a los beneficiarios, porque por ahora no hay quien formalice una serie de documentos que tenemos para darle vía libre a la construcción y la terminación de las casas. Si Fabio Velásquez estuviera de forma constante, no estaríamos en esto”, destacó.

-Publicidad-