Por Jefry Machado González.

Riohacheros se preguntaban hasta cuándo tendrían que esperar para que el candidato a las elecciones presidenciales 2018 en Colombia, Iván Duque visitara Riohacha.

Luego de visitar varias ciudades del país, finalmente le llegó el día al Distrito y más de un guajiro quedó asombrado por su llegada, pese al aguacero que cayó la noche del lunes 14 de mayo en la ciudad.

-Publicidad-

El candidato demócrata visitó a tempranas horas los municipios de San Juan del Cesar, Uribia y Maicao y desde que pisó la tarima hizo hincapié en dar a conocer sus propuestas de gobierno.

Entre lo más relevante de sus propuestas se encontró: catapultar a La Guajira como potencia turística, resolver las problemáticas con el río Ranchería, recuperar los derechos de las personas que han sido despojado de sus bienes, invertir el 50 por ciento de las regalías exclusivamente en salud, agua potable y educación para el Departamento.

Asimismo Duque reiteró su compromiso con los jóvenes, convertirá las universidades en autónomas. Afirmó que le devolverá al país la legalidad, porque “el que la hace, la paga”. Enfatizó que erradicaría el microtráfico de drogas, escondido bajo la falsa premisa de la dosis personal y sentenció “ya no queremos más jíbaros en la calle. Porque el que es adicto que vaya a rehabilitación y el jíbaro irá a la cárcel”.

“Implementaré la ley de cadena perpetua para los violadores. Eliminaré el cáncer maligno de los niños del país, ya no más mafias en los programas sociales y de alimentación. No más corruptos en los asuntos de la administración pública. Se acabarán los abusos de Electricaribe”, sentenció Duque.

Y entre muchas otras propuestas para su gestión, expresó anhelar una Colombia emprendedora, enfocada en la ciencia, tecnología y el turismo.

El encuentro estuvo acompañado de un aguacero. Desde las 4:00 de la tarde  personas con carteles, cintas, gorras y franelas alusivas a la campaña naranja albergaron el estacionamiento del coliseo ‘Eder Jhon Medina Toro’, en la calle 15, de Riohacha, donde su visita estaba pautada para las 5:00 pm.

Se presentaron en escena grupos musicales para amenizar y calmar el desespero que se avecinaba, a pesar de la poca asistencia de personas. Minutos después la nubosidad pintó el cielo y los simpatizantes empezaron a preocuparse.

Justo cuando el animador anunció que Iván Duque había llegado al distrito y que, en cinco minutos pisaría la tarima, empezó a lloviznar.

Al principio parecía ser una indefensa lluvia, pero fue aumentando, hasta hacer que los seguidores desistieran y se dispersaran. Aunque lo más fieles aguantaron la lluvia y otros pocos lograron refugiarse debajo de árboles y techos de la fachada del coliseo.

El aguacero tardó media hora y después de escampar, Iván Duque salió a saludar a sus seguidores en compañía de su equipo de gira. Las gotas siguieron cayendo,  pero la mitad de las personas siguieron allí, pese a que el suelo estaba encharcado.

Cerca de las 8:00 de la noche finalizó su discurso y agradeció a los riohacheros por acompañarlo en su visita al Distrito.

-Publicidad-