Por Evelin Barrios Flórez.

Sociable, honesto y muy trabajador son algunas de las cualidades con las que familiares y amigos describen a Genaro Francisco Ríos Deluque, quien falleció este martes en Riohacha a causa de un paro cardiorrespiratorio.

El padre del difunto, quien también se llama Genaro, asegura que aún se encuentra sorprendido por su repentina muerte, debido a que todo inició días atrás con los síntomas comunes de una gripe, ésta poco a poco fue avanzando hasta complicarle su salud y causarle de forma inesperada la muerte.

-Publicidad-

Genaro Francisco era ingeniero de sistemas, pero durante varios años se dedicó a trabajar arduamente en el taller de ornamentación, negocio familiar que lideraba en compañía de su padre. En esta actividad se dio a conocer ante la comunidad riohachera, donde gozaba de gran aprecio y hoy lamentan su partida.

Su padre con ojos llorosos señaló que por siempre recordará a su fiel acompañante “no es porque fuese mi hijo, pero era una excelente persona que se le facilitaba ganarse el cariño de la gente, era un cristiano sociable y muy amable para tratar a los demás”.

A sus 52 años de edad, se encontraba casado, era el tercero de cinco hermanos y aunque no dejó hijos, entre su esposa, familiares y amigos deja un gran vacío que será difícil de llenar, ya que como ellos afirman “alguien como él no se reemplaza fácilmente”

Su cuerpo está siendo velado en la funeraria Nesa Gaviria de Riohacha  y será sepultado este miércoles a las 4:00 pm en el cementerio central. Sus familiares extienden la invitación a todos aquellos que deseen acompañarlos a darle el último adiós.

-Publicidad-