Falleció Arturo Ibarra, hermano del dirigente político Eriberto Ibarra Campo

Por Jefry Machado González.

Será recordado por su familiares, amigos y vecinos como una persona cálida, leal, de buenos principios y con espíritu noble. Siempre lo tendrán en su memoria, no solo por sus bonitos sentimientos, sino por su espíritu emprendedor.

Arturo Rafael Ibarra Brito, nació en el corregimiento de El Abra, el 13 de mayo de 1968 y a los 11 años de edad se vino a vivir con su mamá y demás hermanos para la ciudad de Riohacha. Arturo Rafael tuvo siete hermanos, tres varones y cuatro hembras. Y era hermano de padre del dirigente político Eriberto Ibarra Campo.

-Publicidad-

Jomeinis Bermúdez Ibarra, sobrino, señaló que él y toda la familia estaban preparando un agasajo sorpresa para su tío, quien mañana cumpliría 50 años, día de las madres, pero un infarto fulminante acabó con su vida al instante  la madrugada del sábado 12 de mayo.

“Mi tío era muy dado con sus sobrinos, se ganó el cariño de todas las personas y a pesar de sus dificultades con su salud, nunca dejó de regalarnos de su esencia. Era divertido, echador de chiste y bailarín en las fiestas”, Bermúdez Ibarra.

También relató a La Guajira Hoy que todas las tardes y noches iba a visitarlos a su casa, comía con ellos y en las noches se iba a su casa.

Dejó huérfano a tres jóvenes, el mayor de ellos tiene 25 años, también llamado Arturo y actualmente vive en Montería, la siguiente es una hija de 23 años, vive en Santa Marta y su última hija tiene 20 años y vive con su mamá en Riohacha.

Vivió por mucho tiempo con una de sus hermanas, Onolis Ibarra, pero desde hace dos meses atrás, Onolis viajó a Argentina y desde entonces, él prefirió vivir solo en una habitación en arriendo en la calle 14.

Estudió administración de empresas en la universidad de La Guajira e hizo una especialización en gerencia administrativa y en su vida pasó por varios empleos, entre ellos, laboró en UniGuajira.

“Siempre lo conocimos como alguien fuerte, alegre y que nunca se tiró al suelo a pesar de las dificultades. Estoy segura que su nobleza marcó en muchos corazones”, expresó una de sus amigas, quien no quiso identificarse, pero con ansias esperaba la entrega de su cuerpo a las afueras de Medicina Legal en Riohacha.

Ibarra Brito padecía de diabetes desde hace tres años aproximadamente. Familiares extrañaron su poca comunicación en las últimas horas, uno de sus hermanos fue a visitarlo en su residencia y fue cuando lo hallaron sin signos vitales.

El cadáver de Arturo Ibarra será velado en la funeraria Los Olivos, y se estima que el sepelio se llevará a cabo este lunes en horas de la tarde, a la espera de la llegada de Onolis Ibarra, una de sus hermanas más estimadas.

Desde LGH extendemos nuestras más sinceran condolencias a sus familiares y amigos. Paz en su tumba.

-Publicidad-
-Publicidad-