Muchas fueron las hectáreas de tierras que se quemaron en zona rural de Riohacha, pero no solo en Tomarrazón, también en el corregimiento de Las Palmas.

Se trata de 350 hectáreas de tierra que le costaron al Estado 1.704 millones de pesos y mucho sudor a 59 familias campesinas.

Las acciones de quienes fueran, al parecer, cazadores inescrupulosos, terminaron con lo sembrado en cinco predios entregados por la Agencia Nacional de Tierras a la asociación campesina Coopmulprocol, y que conforman 59 familias desplazadas hace 15 de años.

“Se trata de 350 hectáreas de tierra que le costaron al Estado 1.704 millones de pesos y mucho sudor a los campesinos que tenían ya cultivos de plátano y pancoger. Las primeras indagaciones hacen creer que cazadores inescrupulosos prendieron fuego para acorralar animales con el resultado que hoy tenemos: fincas hechas cenizas”, lamentó Miguel Samper, director de la Agencia de Tierras, al tiempo que pidió a las autoridades indagar en lo ocurrido y sancionar a los responsables.

-Publicidad-

Los predios afectados y cuya entrega oficial tendrá lugar este jueves 3 de mayo en el corregimiento de Tomarrazón, zona rural de Riohacha, son La Candela, Santa María, Guadualito, Cielo Bello y Cerro Verde.

-Publicidad-