Periodistas que laboran en Riohacha, se refieren a la libertad de prensa en La Guajira.

Por Astrid Castillo López.

La libertad de prensa se refiere a la garantía de transmitir información a través de los medios de comunicación social sin que el Estado pueda ejercer un control antes de la emisión. Fue proclamado el 3 de mayo de 1993 por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Marcos Barros Pinedo.

Para quienes ejercen el periodismo en Colombia y específicamente en La Guajira, la censura se sigue dando de alguna manera u otra debilitando el pleno ejercicio de este oficio.

-Publicidad-

Marcos Barros Pinedo, director del programa amanecer informativo y periodista con más de 40 años de experiencia en el ejercicio, señala que no existe Libertad de Prensa “yo lo he vivo en algunos de los medios en los que he trabajado, en ellos se establecen límites sobre las informaciones que se deben dar y hasta qué punto se pueden tratar las informaciones”.

Este periodista destaca que en algunas excepciones, en toda su carrera, solo en dos medios de comunicación en los que trabajó no le establecieron censura, ni limitaron el grado de las informaciones.

Para Barros Pinedo el tipo de censura que más se observa en algunos medios del departamento es la orientación donde se indica, en qué sentido debe orientar la noticia para no perjudicar la imagen de alguna empresa, persona o institución del estado.

Sandra Guerrero Barriga

Explica que en La Guajira, también se ve la censura por intereses personales donde los medios trabajan bajo el principio fundamental de las pautas y si en algún organismo u empresa no pagan publicidad las informaciones no se publican, en este sentido señaló la importancia de reconocer que las publicidades no tienen nada que ver con las noticias que se generan y el periodista no debería trabajar bajo este principio.

Por su parte, Sandra Guerrero Barriga periodista de El Heraldo, considera que en sus ocho años de ejercicio periodístico en La Guajira, no ha tenido graves problemas en el tema de la libertad de prensa, “algunos episodios menores que le han pasado a uno por denunciar algún tema en educación o salud”. Aunque no han sido graves, siempre existe una limitante.

Señala que muchas veces el periodista tiende a autocensurarse en algunos temas por lo peligroso que puede ser o las consecuencias que puede tener para su vida “en esta profesión lo que cuida más el periodista, es la vida”.

Enrique Herrera Barros

Por su parte, el periodista Enrique Herrera Barros, asegura que en La Guajira no ve mayor problema en lo que respecta a la libertad de prensa, sin embargo, para él existe censura porque en algunas radios comunitarias ponen limitantes para tocar temas políticos o hablar de política. “Eso para mí es censura”. Recalcó Herrera

También señala que muchas veces los periodistas, inclusive él, en muchas oportunidades han acudido a la “censura silente” a causa de tantos periodistas que han muerto en aras de ejercer el periodismo.

Manifiesta “a veces se genera miedo debido a que bandas criminales, narcotráfico y los mismos politiqueros, hacen y deshacen con los periodistas, por eso les toca medirse mucho y cuidar lo que dicen u omiten”.

De igual modo, Katrín Lorena Bolaño Barros, con 20 años en el ejercicio del periodismo, señala que en los últimos años la libertad de prensa se ha visto más amenazada en comparación con años anteriores donde la práctica de esta profesión era más libre a pesar de los ataques que recibían los medios y profesionales de la comunicación por la presencia de grupos paramilitares.

Katrín Bolaño Barros

Bolaño Barros afirma que actualmente el periodista se ha convertido en objetivo fácil, el mismo estado ha sido quien ha amenazado a la prensa, en sentido destacó que los profesionales de la comunicación se han visto vulnerados y solos, porque a veces el mismo medio les da la espalda.

A pesar de ello, resalta el acompañamiento que realizan las fundaciones creadas para la defensa de este oficio. De igual modo, señala “el hecho de ser de pueblo chico nos ha ayudado bastante, porque  pertenecemos a mismas familias y la gente nos cuida, nos alertan diciendo ojo con eso, no se vayan a meter con aquello”.

Aseveró que a causa de esta situación el periodista acude a la autocensura para no poner en peligro su vida o la de sus familiares. Sin embargo Bolaños Barros, dice que el ejercicio debe ser responsable, pues la libertad de prensa comienza con el compromiso de periodista en ser respetuoso, responsable con las informaciones.

-Publicidad-