Cuando se presenta la nulidad de una credencial, ésta tiene detrás muchos intereses, si se tiene en cuenta que fue un proceso eleccionario a Cámara de Representantes, que tuvo un costo altísimo que fácilmente pudo haber llegado a unos cinco mil millones de pesos, es decir, es una pelea de peso pesado.

También es cierto que los aspirantes a estos cargos de elección popular siempre se creen ganadores y en su mayoría ni siquiera estudian la posibilidad de perder, todos van con las ganas de triunfar.

En la forma cómo está presentada la demanda, las pretensiones del demandante es que a María Cristina Soto de Gómez, además de quitarle la credencial, también le anulen los votos que obtuvo en la plancha que conformó, junto al odontólogo Eriberto Ibarra Campo y al abogado Hugues Lacouture Danies.

-Publicidad-

La plancha del partido Conservador estuvo integrada por María Cristina Soto de Gómez, sacó 40.168; Eriberto Ibarra Campo 6.091 y Hugues Lacouture Danies con 6.073 votos. Asimismo, el partido obtuvo 13.148 sufragios, para un gran total de 65.480 votos.

En este caso el Consejo de Estado tendría tres alternativas. Primera, que acceda a las pretensiones del demandante, es decir, que le quite la credencial y le anule los votos. Dos, que le sostenga la credencial. Tres, que sólo le quite la credencial

Con la primera decisión beneficiaría a la plancha del Partido Liberal, que encabezó, el joven profesional José Alberto Durán Rodríguez, que obtuvo 22.950, en segundo lugar quedó Ovidio Mejía Marulanda, con 17.393 y el partido liberal sacó 10.172, para un gran total de 52.140 votos.

En la tercera en la que le anulan la credencial, entraría el segundo de la lista de su mismo partido y en este caso, recaería en el nombre de Eriberto Ibarra Campo.

Sin embargo, habrá que esperar la decisión final de la Comisión Quinta del Consejo de Estado, que es la máxima autoridad en este país, sobre el cual deberá pronunciarse en los próximos días.

-Publicidad-