La visita de inspección al proceso que ha tenido que hacerse para la realización de este proyecto.
-Publicidad política pagada-

Una visita de inspección a los predios donde será construido el nuevo establecimiento de reclusión de orden nacional -ERON-, realizó el alcalde (e) de Riohacha, Miguel Panciera Di Zoppola Martínez.

La visita hace parte de seguimiento a los compromisos establecidos previamente, en la cual se definieron las acciones para darle continuidad de manera eficiente al proceso de construcción de este centro de 10 hectáreas de extensión, con diseños arquitectónicos de cuarta generación y una capacidad para 1.500 internos.

Como primera medida el Distrito se comprometió a apoyar el proceso de reubicación de las familias, que lidera la Agencia Nacional de Tierras; el cual se encuentra en marcha y avanza satisfactoriamente. De igual manera se programó una reunión para el próximo 21 de mayo, con el propósito de definir la adquisición del nuevo terreno.

-Publicidad-

Asimismo la Gobernación de La Guajira aseguró que la próxima semana se hará la respectiva instalación de la valla de la obra, con el objetivo de que el USPEC inicie los estudios previos en el mes de junio.

El mandatario aseguró que “me voy satisfecho, fue una reunión muy productiva y siento que avanzamos mucho en todo este proceso. Es una noticia de mucha importancia para el Distrito ya que vamos a contar con una cárcel con las condiciones mínimas para la atención de los reclusos”.

Por su parte, el Secretario de Gobierno manifestó que “vamos a seguir realizando el trabajo de manera articulada como lo hemos venido haciendo para que se vean los frutos en el menor tiempo posible y la cárcel de Riohacha sea una realidad”.

Es importante recordar que para la construcción del ERON se apropiaron 150 mil millones de pesos de recursos del Ministerio de Justicia, correspondientes a las vigencias 2019, 2020 y 2021.

En la visita también estuvieron presentes el Secretario de Gobierno, Jairo Aguilar Deluque, funcionarios de la Gobernación de La Guajira, representantes de la Procuraduría, la familia Sijona, comunidad indígena aledaña a la zona y miembros de la comunidad.

-Publicidad-