Los puentes que se deben salvar porque ellos constituyen un valor tangible de la cultura local, consideradas unas obras de arquitectura de interés para la comunidad molinera.
-Publicidad política pagada-

Por Alcides Vence Ibarra.

Puentes que se deben salvar porque ellos constituyen un valor tangible de la cultura local y consideradas unas obras de arquitectura de interés para la comunidad molinera, que fueron construidos durante la administración del alcalde Arnoldo Aponte Urbina como primer mandatario del municipio en el año 1990 y 1991.

Se conoció que estas obras se hicieron con el objetivo de ir fomentando el desarrollo urbanístico para convertirlo en un  verdadero escenario colonial y de esta manera apoyar otros modelos de construcción existentes, como la iglesia San Lucas y algunas casas de habitación en los alrededores de la plaza local. 

-Publicidad-

Aunque El Molino fue un pueblo de indios y no fundado por los españoles, como lo relatan algunos cronistas, pero en la época de la colonia y llegada la independencia, fue considerado un teatro de grandes conmociones, por lo que no es necesario alterar el estilo de las construcciones de la época colonial, sino preservarlo.

Son dos puentes que urgen una  intervención de mantenimiento para que no se siga deteriorando su infraestructura. Uno ubicado en la histórica calle de los Toncel y  el otro en la calle 11 entre carrera 1 y 2, siendo ambos senderos, paso obligado solamente para peatones y que en las noches no se aprecian por la falta de iluminación.

-Publicidad-