Luz Eliana Ipuana, cuando le explicaba a los periodistas, de que se trata la ruta del sendero de Mainshirrutshi, lugar donde los turistas podrán observar los diferentes lugares, al igual que las aves propias de esta tierra.

Por Evelin Barrios Flórez.

Es otro atractivo con que cuenta el Distrito de Riohacha, que se encuentra en el corregimiento de Camarones, específicamente en la zona protegida de Parques Nacionales Naturales de Colombia, que busca ser mostrado a través de jornadas ecológicas y ambientales por el Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos.

Mainshirrutshi, es una planta que nace encima de las aguas quietas de la laguna que bordea el corregimiento, en ella se encierra tradición, mitología y creencia cultural del pueblo Wayúu.

-Publicidad-

Durante el recorrido por el área de conservación se aprecia un ecosistema de bosque seco tropical, rodeado de diversas especies de plantas medicinales, donde se pueden observar aves exóticas como elcenzontle o palguarata, rastrojo bigotudo, el carpinterito castaño y el rey guajiro, también se encuentra un esplendoroso jagüey que en épocas de lluvia sirve para abastecer del preciado líquido a las familias que residen allí.

El Jagüey, lugar donde las aves llegar a beber agua, al igual que los nativos de la etnia Wayúu que se aprovisionan del preciado líquido.

El sendero se encuentra ubicado en la comunidad Tocoromana, habitado aproximadamente por unas 100 familias indígenas, con las que han venido trabajando por el rescate de aves y mantenimiento de las plantas medicinales, así como el de sus costumbres, creencias y tradiciones ancestrales que logren la conservación natural y cultural del lugar.

Jeferson Samboní, funcionario del santuario señaló que el propósito principal de esta labor es convertir el sendero en un atractivo turístico.

“Hemos venido trabajando bajo tres líneas: aves, plantas medicinales y territorio, buscando fortalecer las raíces culturales y a la vez promover el aviturismo que es de los más apetecidos por los extranjeros, gracias a la diversidad de aves que rodean el lugar”, indicó el funcionario.

Jeferson Samboní.

Quienes también trabajan en capacitar a los niños, jóvenes y adultos indígenas sobre educación ambiental, para que cuenten con la capacidad de ser ellos mismos los guías turísticos, aprovechando su amplio conocimiento en mitos, cuentos y leyendas que acogen esa zona, como es el caso de Luz Eliana Ipuana, interprete tradicional y guía que, en medio del recorrido por el sendero, atrae con su peculiar forma de narrar estas historias.

Actualmente, buscan hacer convenios con agencias de viajes, instituciones y con la Secretaría de Turismo Departamental para lograr mostrar el santuario como una experiencia turística interesante y a la vez llegar a otras comunidades como Perico y el Ahumado donde además de flamencos, los turistas también se puedan deleitar con el hermoso paisaje seco tropical envuelto por una de las culturas más importantes del país como es la Wayúu.

-Publicidad-
-Publicidad-