Las comunidades están felices, luego observaron salir agua de la pluma.

“Hoy estoy contenta y muy agradecida con los aliados que permitieron hacer realidad este proyecto. Estoy feliz, no tengo palabras para describir lo que siento, porque antes no teníamos agua, pero ahora disfrutamos del precioso líquido, el cual nos es de gran ayuda”, afirmó con emoción y nostalgia Silvia López, líder de la comunidad de Amuyuwou.

Con la implementación de una solución integral para el acceso al agua de las comunidades de Zona Vereda y Amuyowou, ubicadas en zona rural de Uribia y Manaure, la cual consta de un sistema de abastecimiento con bombeo solar e infraestructura sanitaria, más de 400 miembros de las comunidades y de la institución educativa, además de 900 personas de nueve comunidades vecinas hoy pueden acceder al recurso hídrico.

El proyecto fue realizado gracias a una alianza establecida entre la división de Asuntos Institucionales y Comunidades de Cerrejón, la Fundación Cerrejón, Terpel y miembros de la Unidad Residencial de Mushaisa.

-Publicidad-

Es así, como actualmente, las comunidades cuentan con una disponibilidad de 15.000 litros de agua al día y una capacidad de almacenamiento de 40.000 litros, gracias a la construcción de un pozo profundo, albercas y abrevadero en concreto, un tanque elevado, la instalación del sistema de bombeo solar, además de las conducciones que transportan el agua del tanque a las albercas. 

Adicionalmente, se realizó la construcción de una unidad sanitaria múltiple que incluye baterías sanitarias y duchas, en la que se reutilizan las aguas grises generadas.

Junto a la implementación de estas soluciones, se está trabajando en la gestión integral participativa de las comunidades, a través de tres componentes: organización comunitaria, saneamiento e higiene y funcionamiento del sistema de abastecimiento,  donde se han venido capacitando a más de 200 miembros de las comunidades por medio del enfoque de aprender – haciendo.

La solución de abastecimiento de agua se da a partir de un diagnóstico previo donde se establecía que la reparación de los molinos con los que contaban las comunidades no iban a dar respuesta a las necesidad del líquido de las mismas, por lo cual, se propuso una iniciativa de solución compartida donde se construiría un nuevo pozo que abasteciera a las dos comunidades con lazos familiares y  problemáticas similares, dando paso al proyecto, el cual, es el primero de este tipo que realiza la Empresa y la Fundación para beneficiar simultáneamente a dos comunidades de manera directa.

“Siempre tienen que pensar hacia futuro, una tarea importante que les permitirá ser productivos, ver cómo con el agua pueden trabajar en otras cosas y cómo pueden sacar todos los procesos que deseen adelante. De nuestra parte, cuenten siempre con nuestro compromiso, apoyo, solidaridad y acompañamiento”, manifestó Raúl Roys, jefe de división de Asuntos Institucionales y Comunidades.

La Empresa a través de la división de Asuntos Institucionales y Comunidades y su Fundación, junto a sus aliados continuará innovando con el desarrollo de soluciones integrales y participativas, que le permitan a las comunidades acceder al recurso hídrico, de manera cooperativa y siendo ellas siempre participes de su desarrollo e implementación.

-Publicidad-
Cargando...