Los habitantes de la comuna 10 están inconforme porque la vía la están pavimentando demasiado angosta.
-Publicidad política pagada-

Por Evelin Barrios Flórez.

Placer a medias aseguran estar viviendo los residentes de los barrios aledaños al proyecto de la pavimentación de la vía que conduce a la ciudadela Dividivi. Aunque dicen sentirse complacidos por esta obra que en pocos meses valorizará y mejorará el comercio en el sector, así mismo, manifiestan su inconformidad por lo angosta que está quedando la vía.

Yesid Mena Mendoza.

Este proyecto que cuenta con una inversión aproximada de 28 mil millones por la pavimentación de 7.4 kilómetros de vía y 8 kilómetros de alcantarillado, facilitará la movilidad a barrios populares de la ciudad como: El Dividivi, Las Marías, Cristo Rey y La Mano de Dios, brindándole también una mejor imagen al sector.

-Publicidad-

Yesid Mena Mendoza, residente del barrio Cristo Rey, asegura que el proyecto tiene varios desaciertos “Los tubos que ingresaron para el alcantarillado fueron muy pequeños y eso puede ocasionar reboses de alcantarilla cuando llegue la época de lluvia y tiendo en cuenta la proyección de La Terminal de Transportes hacia esta zona, los carriles tan angostos pueden ser causales de accidentes por la alta transitabilidad”.

Y aunque manifestó sentir satisfacción porque este tipo de obras son de gran importancia para la movilidad y la imagen de la ciudad, enfatizó en que “lo importante no es lo mucho que hagan, sino, que lo hagan bien desde el inicio” señaló Mena Mendoza.

María Orozco

Por su parte, María Orozco, habitante y propietaria de una tienda en el barrio La Mano de Dios, afirmó que las ventajas del proyecto son muchas, pero de igual manera los errores. “La pavimentación de la calle mejorará las ventas en los negocios, también reduce los problemas de salud ocasionados por el polvo que entra a las viviendas, pero nos preocupa que la vía quede muy angosta y esto aumente la accidentalidad en el sector más adelante”

Jesús Aldenarez.

Frente a estas inquietudes, Jesús Aldenarez, ingeniero residente del proyecto comentó lo siguiente: “El proyecto se recibe con unas medidas de construcción establecidas las cuales se deben respetar trabajando puntualmente en ellas.”

También señaló que la obra cuenta con un plazo de entrega hasta el 12 de diciembre del 2018 y contará con un respaldo de 5 años, periodo en el que no deberá presentar intervenciones de ninguna índole, es decir, que si entre los proyectos del Distrito estuviese trabajar en la ampliación de esta vía, tendrá que ejecutarlo después de cumplido este tiempo.

Finalmente, la comunidad asegura que por ahora solo queda esperar que finalice la obra sin contratiempos y sean más los beneficios a recibir que las desventajas.

-Publicidad-