Un orgullo para la comuna 10, la banda de Paz de la Institución Educativa Denzil Escolar.
-Publicidad política pagada-

Por Astrid Castillo López.

La institución Denzil Escolar se destaca dentro de la comuna 10 como un espacio que promueve la formación integral de los estudiantes, para ello ofrece un espacio de enseñanza a través de su Banda de Paz.

Actualmente la banda está conformada por más de 40 jóvenes, quienes han aprendido a convivir, respetándose mutuamente, estos se consideran una familia en la cual han crecido y desarrollado de manera integral.

-Publicidad-

Mayerlis Enit Carmona Rodríguez, tiene 16 años de edad, y cinco años en la banda; recuerda que en la primera convocatoria no pudo participar, pero luego llegó una segunda invitación y no desaprovechó la oportunidad para postularse, comenzó como “bastonera común” y actualmente es quien guía al grupo de jóvenes como bastonera mayor.

Carmona Rodríguez, destaca que se siente feliz de formar parte de la banda dencilista, pues hace lo que le gusta y tiene la oportunidad de demostrar que “el Denzil representa el lado bueno de la comuna 10, no todo es violencia, robos, como todos nos quieren ver” para esta jovencita es un orgullo decir “Estamos al nivel otras bandas de Riohacha”.

Mayerlis Enit, enfatiza “estar en la banda ha servido para mi crecimiento personal, ahora soy más independiente, responsable, disciplinada, acá nos han enseñado que valemos por nuestras capacidades”.

Por su parte, Yairis Yairet Toro Montiel de 14 años de edad, se enorgullece de sus habilidades para manejar el platillo mayor “es como una profesión que me encanta, esto para mí es lo mejor, estar en la banda me ha hecho cambiar en muchas cosas, antes era rebelde”.

Toro Montiel es una joven extrovertida y alegre, destaca que ahora es más responsable con sus acciones y las tareas que le corresponden.

De igual modo, Yulianis  Marcela Arias Pérez de 17 años de edad, y con dos años como “bastonera”, señala que la banda se ha convertido en un espacio para cultivar la hermandad, han conformado una familia apoyándose en cualquier momento “estar con ellos me hace sentirme en familia” esta jovencita también enfatiza que ahora es más organizada.

Por otro lado, Yordi Enrique Fuenmayor Martínez toca la lira y tiene dos años desarrollando su habilidad con este instrumento “me gusta lo que hago es una experiencia única, somos una maravillosa banda, hemos compartido muchos momentos”.

Fuenmayor Martínez recuerda que: “era un niño rebelde, peleonero, no hacia tareas” explica, desde que forma parte de este grupo de jóvenes ha subido sus notas “mi mamá ahora se enorgullece de mí y esto me llena de satisfacción”. 

Duvan Andrés Madrid Orozco es el redoblante  mayor  para él estar en la banda de paz lo ha llenado de nuevas experiencias, junto a sus compañeros ha vivido momentos inolvidables “hay que vivirlo para entender lo que uno siente”.

Para Madrid Orozco la banda también ha servido para crecimiento personal “he aprendido a ser más responsable, puntual, saber comportarme con mis amigos y con la sociedad”.

Osnel Julián Gouriyu Uriana, toca la timba mayor y es uno de los más antiguos, con seis años de experiencia “cuando salimos a tocar nos sentimos nerviosos al principio, pero cuando entramos en confianza todo se nos pasa”.

Gouriyu Uriana, recalca que ha visto crecer a la banda “hemos mejorado bastante en los toques, ahora nos invitan a muchos eventos y la gente nos reconoce” este joven reitera que en este grupo le han enseñado a tratarse como familia, apoyarse unos a otros, no dejar solo al compañero.

Para Osnel Julián ser parte de la banda dencilista le ha servido para su desarrollo personal “antes de entrar era irresponsable, grosero, paraba en la calle, era diferente a lo que soy ahora. Aquí me íntegro y libero mi mente”.

-Publicidad-