Los pobladores se trasladaron hasta el hospital San Lucas para brindarle su solidaridad a los familiares de las víctimas.

Por Alcides Vence Ibarra.

Consternación e impotencia se presentó entre los pobladores del municipio de El Molino, al conocer la noticia que los estremeció la tarde de este lunes, cuando dos menores resultaron muertas con arma de fuego.

Se trata de las primas hermanas: Libia Esther Acosta Anaya de 16 años de edad y Ana Cristina Molano Acosta de 13 años; quienes fueron llevadas al hospital San Lucas y según los galenos, ambas presentaron un impacto con arma de fuego a la altura del tórax, con orificio de salida.

-Publicidad-

El hecho de sangre se presentó al promediar las 5:45 de la tarde, en el segundo piso del expendio Los Atilios, diagonal a la caseta, en la carrera 2, en el barrio Neimarúk. Asimismo, minutos antes, una estufa explotó en la parte de abajo de la residencia, en donde se presentó este hecho de sangre.

Las fallecidas eran nietas de Atilio José Vega Suárez. Libia Esther cursaba undécimo grado en la I.E. Ismael Rodríguez Fuentes; mientras que Ana Cristina hacía octavo grado en el Heliodoro Montero Duarte.

Libia Esther Acosta Anaya, era hija biológica de Yenner José Acosta, pero vivía con los padres crianza: Elvira Muñoz y Juan José Vega. Ana Cristina Molano Acosta, era hija de Otilia Del Rosario Acosta Vega y Misael Molano.

De este confuso episodio se generan muchas conjeturas. Una de ellas es que estarían jugando la Ballena Azul; es un juego ruso en línea potencialmente lesivo al que se atribuyen casos de suicidio entre adolescentes y su difusión comenzó a través de Internet desde mayo de 2016.

El arma homicida desapareció de la escena del crimen. Medicina Legal deberá determinar quien de las menores disparó primero o si en su defecto existió la presencia de una tercera persona.

-Publicidad-
Cargando...