Fiscalía esclarece desaparición y muerte de ciudadano venezolano enterrado en vivienda en Maicao

El cadáver del hombre encontrado enterrado en el patio de una residencia en Maicao, se trató de la misma persona que desapareció el 5 de marzo de este año en el municipio fronterizo.

El hombre a quien sus captores exigieron a su familia una gruesa suma de dinero y que al final asesinaron y sepultaron en el patio de una vivienda de un populoso barrio de la ciudad de Maicao, se trató de José Rosario Hermosilla Polo.

Para localizar el lugar, la Fiscalía recibió información de un hombre que dice haber participado en la operación del secuestro y posterior asesinato, quien se encuentra recluido en la cárcel de Maicao y entregó las coordenadas, al igual que el mínimo detalle para que las autoridades pudieran ubicar el cadáver.

-Publicidad-

Se conoció que Hermosilla Polo, un comerciante venezolano de 45 años de edad, fue muerto tres días después de su secuestro. En la operación del entierro participó Yumaiquer Honorio González, también hizo parte del secuestro del extranjero otra persona quien igualmente se encuentra detenida.

La Fiscalía General de la Nación está detrás de dos personas más quienes estarían implicadas en los hechos.

La última vez que se supo del comerciante José Hermosilla Polo

En este lugar fue enterrado José Hermosilla Polo.

Personas que lo conocieron dicen haberlo visto por última vez el lunes 5 de marzo cuando salió de su residencia en Maicao, aproximadamente a la 1:40 p.m., conduciendo su vehículo.

En la tarde llegó al taller de ornamentación del cual era propietario, al promediar las 6:40. Uno de sus trabajadores afirma que llegó en su carro y detrás iba un taxi.

Dejó su vehículo en el taller y se subió al taxi con una joven delgada de tez morena que venía tapándose la cara con el cabello, indicó uno de los obreros.

Luego no se supo más de José Hermosilla Polo, los familiares realizaron el protocolo de búsqueda en hospitales, clínicas, hoteles, moteles, en las diferentes estaciones de taxi y no hubo rastros del comerciante.

-Publicidad-