Barrio Nuevo Horizonte, sector de Riohacha, enfrenta diversos problemas que afligen a sus habitantes.

Por Jefry Machado González.

El barrio Nuevo Horizonte enfrenta diversos problemas que afligen a sus habitantes. La obstrucción a las vías de acceso público, el escaso fluido del agua potable, la inundación de las casas en épocas lluviosas, la inseguridad en las calles, pero por sobre todo, la casi inexistencia del servicio de energía está afectando a sus moradores.

Justo Emilio Figueroa Sarmiento, actual presidente de la Junta  de Acción Comunal, puntualizó que el sector posee problemas muy graves y los entes responsables aún no terminan de resolver.

Justo Emilio Figueroa Sarmiento.
-Publicidad-

“La problemática más grande es la del servicio eléctrico, tenemos 10 días sin energía, consecuencia de la explosión de una torre en la calle 14E con carrera 35, además de que se presenta la falta de postería, redes de cableado, transformadores y alumbrado público”, precisó Figueroa Sarmiento.

El servicio eléctrico de la barriada está a cargo de la empresa Electricaribe, en asociación de Mercados Especiales como intermediario en zonas sub-urbanas y aunque los vecinos del sector han puesto su queja y han emitido cartas ante Eugenio Benjumea, de la Oficina de Servicios Públicos del Distrito. Hasta la fecha de esta publicación no han recibido una respuesta positiva ante el crítico panorama que padecen.

Son más de 200 familias afectadas en el sector. Se presume que las fallas provengan de personas que no pagan el servicio, instalan sus cables a otros postes y por tanto la sobrecargan, trayendo como consecuencia la explosión de las mismas.

“Recién nacidos, niños, embarazadas y personas de la tercera edad son los más afectados”, así lo manifestó Mairot Altagracia, una de las madre afectada del sector.

Yankelis Navarro, habitante del barrio, explicó el viacrucis que vive todos los días: “tenemos que dormir con las puertas abiertas por el calor que hace en las noches y estamos a expensas de que los delincuentes nos hagan daño”.

Como éste poste son varios los que se encuentran en el barrio y le piden a Electricaribe apoyarlos en su reemplazo.

Al parecer, la ingobernalibilidad que transita Riohacha ha afectado la gestión de las soluciones inmediatas.

“La esperanza la hemos perdido porque Electricaribe no nos resuelve y sus facturas de alto costo siguen llegando mes a mes sin falta”, así lo declaró Francisco de la Cruz, habitante.

Entre las soluciones inmediatas están la de canalizar un poste nuevo, el censo de todas las casas del barrio para que paguen su propio servicio. Sin embargo, alertaron a los organismos que de no resolverse esta situación en los próximos días, se irán a la calle en protesta para reclamar sus derechos.

-Publicidad-
-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here