En cuestiones de segundos, el joven estaba rodeado de ciudadanos que no entendían que sucedía y miembros de la fuerza pública, al final quedó en libertad porque no hubo denuncia.

Mientras hablaba por celular en inmediaciones de la plaza Padilla, de Riohacha, el líder comunitario Álvaro Otálora, fue sorprendido por un adolescente que intentó arrebatarle el teléfono celular, pero no consiguió su objetivo.

Segundos después, el muchacho emprendió una carrera, pero los gritos de aviso de Otálora alertaron a la comunidad, quienes lograron detener y segundos después hizo presencia la Policía.

Álvaro Otálora, líder barrial.

El joven fue subido a la patrulla y llevado a la Unidad de Reacción Inmediata, para realizar los actos urgentes, pero el procedimiento no se terminó porque el líder se abstuvo de instaurar la denuncia penal del hecho, por lo que el adolescente quedó en libertad.

-Publicidad-

“Mientras la gente los interrogaba él decía que no, negando lo sucedido, pero yo lo vi y me preocupa esta situación de inseguridad que se está presentado en Riohacha.

-Publicidad-
-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here