A esta la comunidad llegó la Ipsi Ainmajaa Wayuu, con el propósito de que su afiliada sea valorada y se le suministren los medicamentos acorde a su diagnóstico.

Una paciente que presenta síntomas de la enfermedad de Chagas, fue evacuada de su zona y traída a la ciudad de Riohacha para realizarle un procedimiento y continuar con los exámenes de rigor para determinar de qué viene su malestar.

La mujer se encontraba en la comunidad indígena de Zanañe, localizada a 20 minutos del corregimiento de Juan y Medio, zona rural de Riohacha, hasta donde llegó una comisión de la Ipsi Ainmajaa Wayuu con personal médico y paramédico, quienes luego de su valoración decidieron traerla a Riohacha.

El traslado a la Capital de La Guajira, fue posible al  Enlace Étnico de la Ipsi, que se encarga de establecer acercamientos interculturales con líderes y comunidades, logrando conseguir con la anuencia de la Autoridad Tradicional, quien autorizó el ingreso a la comunidad y el traslado para que recibiera una mejor atención médica.

-Publicidad-

Además de los exámenes que se le realizaron, también se detectó que la mujer se encuentra en estado de gestación, iniciándose de inmediato un control prenatal. A los ocho días se conocerá el resultado que pondrá en evidencia la enfermedad.

“En el momento se le están haciendo pruebas para confirmar el diagnóstico, pero desde ya se le está prestando el acompañamiento médico requerido para la atención de la posible enfermedad y del embarazo” indicó Ana Paola Velásquez, trabajadora social.

Ya en su consultorio, la paciente es atendida a fin de esclarecer su enfermedad.

“Nuestra empresa es de naturaleza indígena fundada por autoridades tradicionales del pueblo Wayúu, se caracteriza por el respeto a la diversidad étnica, promoviendo la interculturalidad que permite atender a miembros de otras culturas, tal como se pudo evidenciar en este caso”, manifestó Juana Cordero Moscote, gerente de Ainmajaa.

La enfermedad de Chagas, también conocida como tripanosomiasis americana o Mal de Chagas es una enfermedad parasitaria tropical desatendida causada por la picadura de un pito.

Hay cinco formas de contagiar la enfermedad, la primera de manera vectorial, es decir, a través de las heces fecales del insecto. Otra de manera congénita, o sea, de madre a hijo durante el embarazo; Una tercera forma es por transfusiones sanguíneas o trasplantes de órganos. Por vía oral y una última a través de accidentes de laboratorio.

-Publicidad-