Por lo menos unas 1.000 personas acompañaron el cortejo fúnebre de las dos adolescentes que resultaron muertas, la tarde del lunes, en el casco urbano de municipio de El Molino, sur de La Guajira.

En horas de la mañana de este miércoles, fueron puestas en cámara ardiente en las instituciones donde estudiaban. A Libia Esther Acosta Anaya en la I.E. Ismael Rodríguez Fuentes; mientras que Ana Cristina Molano Acosta en la Institución Educativa Heliodoro Montero Duarte y fueron sepultadas con las banderas de sus instituciones.

En medio de la santa misa, la joven Gabriela Moscote compañera de estudio de Libia Esther le manifestó a los presentes las virtudes y cualidades que tenía. Era una compañera excepcional, era la mejor estudiante entre los 19 que conformaban el grado undécimo, quienes le brindaron todo el apoyo a la familia que hoy están sufriendo por su partida.

-Publicidad-

La ceremonia se realizó en la iglesia San Lucas, donde la tristeza fue el predominante del sentir de sus habitantes, así también se mostró el día, como si entendiera que una tragedia embargaba al poblado.

Cuando los féretros salieron hacia su última morada, muchos de sus habitantes se les notaba la impotencia y la decepción, igual que a compañeros de estudios y familiares, quienes deseaban que se devolviera el tiempo, para llegar antes y evitar el nefasto episodio.

-Publicidad-
-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here