En la mañana de este viernes, los empleados se percataron que el candado estaba violentado y al entrar se observó el reguero y con el faltantes de computadores.
-Publicidad política pagada-

Las autoridades de Maicao evalúan con el aporte y acompañamiento de los empleados, el costo de lo hurtado que habría ocurrido la noche o en la madrugada anterior en la sede principal de Servientrega, ubicada en la carrera 9 entre calles 15 y 16.

Los empleados se apersonaron solo cuando llegaron y al intentar entrar se encontraron que los candados de una de las esteras estaban abiertos de manera violenta.

Los usuarios que habitualmente llegan a primera hora de la mañana a realizar retiros de sus mercancías o a realizar envíos también se encontraron con la sorpresa de que sus pedidos no serian recibidos, ni tampoco podrían reclamar las mercancías que les habían enviado.

-Publicidad-

Todo este proceso de recibo y entrega estaba suspendido debido a que todo el sistema estaba bloqueado por el robo de los computadores y otros medios que facilitan las labores de la empresa.

Los vecinos del sector, -un área residencial combinada con varios locales comerciales-, dijeron no haber sentido nada, pero que ya en varias oportunidades, otros negocios de la zona han sido robados.

No se descarta, que el robo haya sido cometido por una banda conformada por ciudadanos colombianos y venezolanos, puesto que en este sector, duermen en vías públicas muchos migrantes y de manera permanente se vive una vida nocturna muy intensa, donde se protagonizan constantes riñas callejeras.

Se espera que en las próximas horas, haya un balance de las pérdidas que deja este hecho delictivo, que sorprendió a los empleados y a las mismas autoridades.

-Publicidad-