El auditorio estaba repleto de indígenas de la etnia Wayúu, quienes llegaron a ser escuchados por el Procurador y la comisión que lo acompañó en la audiencia pública, que busca insumos para exigirle al estado colombiano que cumpla con la sentencia de la Corte Constitucional.

Esa fue la frase que más sacó aplausos, en el auditorio en donde se encontraba el procurador General de la República, Fernando Carrillo Flórez, en el marco de la audiencia pública que realizó con los indígenas de la etnia Wayúu, la semana anterior.

El Líder Wayúu Armando Valvuena Gouriyú, le manifestó al Procurador que asuma la responsabilidad moral-política de que la sentencia se cumpla porque aquí hay una prueba dura, demostrable, e irrebatible.

“Al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar no lo afecta la Procuraduría, la Fiscalía, nadie en este mundo porque su sistema de corrupción es impecable, impoluto. El Icbf tiene su estructura muy bien organizada, nosotros no podemos hablar con ellos, porque no cumplen ni la Constitución, ni las Leyes, ni las normas, ni la palabra, ellos viven de los nutrientes de los niños”, indicó Valvuena Gouriyú

-Publicidad-

El líder Wayúu comunitario, también le manifestó al Procurador que en La Guajira existe una exclusión social y política y explicó su argumentación. Recordó que cuando se presentó la crisis del cambio climático en la sabana de La Guajira, el Ministerio de Agricultura, invirtió millones de pesos para el agua de los guajiros, pero no a los Wayúu. En la tecnificación de la ganadería, se invierten presupuesto para la capacitación de los guajiros y no a los Wayúu.

Asimismo, en nombre de toda la comunidad le pidió a los entes que no se les suministrara agua potable, sino que se requiere agua para llenar los jagüey cuando la sequía los golpea y como consecuencia, la pérdida de ganado vacuno, caprino y bovino.

Se dio a conocer que el cambio climático los afecta de tres maneras drásticas a las comunidades indígenas. El calentamiento global recalienta las orillas del mar desde Camarones hasta Puerto López, lo que ocasiona que los peces se alejen y se pierda el acceso a esos nutrientes.

Y como tercer punto, el río Ranchería abastece de agua superficial y subterránea a todas las sabanas de La Guajira, pero la disminución de este afluente afecta a las comunidades Wayúu.

Armando Valvuena Gouriyú.

“La inversión de la represa de El Cercado es un proyecto perdido, porque a nosotros, los Wayúu, no nos beneficia. Le solicitamos que conozca los 12 mil kilómetros de La Guajira, lugar donde se vive la exclusión política y social”.

Por último, el líder le pidió al Procurador que asuma la responsabilidad política y moral de cumplir con las sentencias a los funcionarios públicos que según denunciaron los líderes.

Esta declaración la entregó Líder Wayúu Armando Valvuena Gouriyú en el marco de la audiencia pública que realizó en Riohacha la Procuraduría General de la Nación, en cumplimiento de la sentencia T-302 de 2017 con que la Corte Constitucional espera devolverle los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes de las comunidades étnicas especialmente de la media y la alta Guajira.

En ese mismo auditorio, el Procurador advirtió que la sentencia de la Corte Constitucional es una orden de obligatorio cumplimiento, “no son recomendaciones, no son sugerencias”, y las autoridades tienen un plazo de tres meses para elaborar una estrategia que responda a los requerimientos del alto tribunal sobre los derechos fundamentales que tiene el pueblo Wayúu en los municipios en Riohacha, Manaure, Maicao y Uribia.

-Publicidad-