Así fue recibida en casa de sus familiares maternos en el barrio Cooperativo.

Sus familiares, amigos y vecinos la esperaron ansiosos para felicitarla. Después de su paso victorioso tras ganar medalla de oro en los juegos Centroamericanos y del Caribe, María Mónica Palacio Hernández, armadora de la selección Colombia de baloncesto, llegó a la ciudad de Riohacha donde la recibieron con júbilo.

Luego de haber viajado cuatro horas desde la ciudad de Barranquilla, María Mónica llegó a su casa, entre la alegría de sus allegados y los fuegos artificiales que sonaban por el recibimiento de la voz de María Salas de Palacio, su abuela paterna, resaltaba en medio de todas. La emoción fue notable, y expresó, “yo me siento ganadora, desde que nació la apoyo, yo creo que ella jugaba desde la barriga”.

Por otra parte, Estrella Hernández Cortés, su mamá, afirma “me siento muy feliz, muy orgullosa de mi hija, ella desde pequeñita demostró ser una líder, de hecho ella es la conductora del partido siempre. Es la que dirige, ordena y lleva el control”.

María Mónica junto a su abuela paterna María Salas de Palacio y sus mamá Estrella Hernández Cortés
-Publicidad-

Es el tercer triunfo de la riohachera. Desde que empezó el ciclo olímpico con los Juegos Bolivarianos en Santa Marta, luego los juegos Suramericanos en Cochabamba, Bolivia y ahora en los Centroamericanos, lleva tres oros con la Selección, 14 juegos y solo uno perdido.

“Me siento un orgullo para el Departamento, porque en baloncesto, al menos femenino, creo que soy la única mujer que ha llegado a la Selección Colombia, pero no estoy segura si antes. De todos modos, lo  más importante para mí es ser ejemplo y un pilar fundamental para las nuevas generaciones que vienen atrás.” Puntualizó, María Palacio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

-Publicidad-