Los Mangles de Riohacha están siendo destruidos y Corpoguajira invita a la población que los evite talar.

En el acto de conmemoración el pasado jueves, el Día Internacional de la Defensa de los Manglares celebrado en el área biótica de la desembocadura del Riito, la Corporación Autónoma Regional de La Guajira, invita a la comunidad a preservar la flora del departamento.

El director de Corpoguajira, Luis Manuel Medina Toro invita a la comunidad evite talar y quemar indiscriminada, así mismo, la disposición arbitraria de los residuos sólidos, el estancamiento de las aguas entre otras, ponen en evidencia la degradación del ecosistema.

La Autoridad ambiental asume el liderazgo en la zona en materia de acciones de educación ambiental que incluyen estudio de valoración ambiental, jornadas de limpieza, acciones de cerramiento para recuperación del humedal y sensibilización e implementación de conocimientos a la comunidad sobre la importancia del bioma.

-Publicidad-

La  jornada de sensibilización fue liderada por más de un centenar de personas que representaban las empresas e instituciones que conforman el Cidea e impactaron con sus mensajes en 212 viviendas ubicadas en el área de influencia, cuyo recorrido fue zonificado por grupos de empleados.

Cabe anotar que los manglares son la barrera protectora de los tsunami en poblaciones costeras, atrapan el gas carbónico por eso son los pulmones de la ciudad, son la sala cuna de más de dos tercios de especies marinas existentes en el planeta y el hábitat de crustáceos, aves, fauna y flora que mantienen el equilibrio de las playas y las zonas costeras.

La acción popular es un mecanismo de protección de los derechos e intereses colectivos que puede hacer uso toda entidad pública, más aún si su responsabilidad misional está en ejercer funciones de control, intervención o vigilancia (art. 12 ley 472 del 98).

Es necesaria la protección del manglar, como derecho constitucional a gozar de un ambiente sano.

Es necesario garantizar la recuperación y restauración del bioma del delta del Riito y del humedal Laguna Salá, por su especial importancia ecológica en los ecosistemas situados en las zonas costeras.

“Estamos tardos en asumir responsabilidades, la Alcaldía debe establecer políticas para desocupar el lugar, Migración Colombia tendrá que asumir su misión con la población migrante que habita el manglar, la fuerza pública debe fortalecer los controles de ocupación de los espacios públicos entendiendo que somos parte de un país soberano donde existen normas y leyes que hay que cumplir y respetar”, puntualizó el director de Corpoguajira.

Más de 2.500 hectáreas de mangles tienen La Guajira todas en un visible deterioro que ponen en riesgo más del 70 por cientode las especies que nacen, viven, crecen y se alimenta del ecosistema. Por esta razón Corpoguajira asume su misión de formular e implementar acciones para conservar, preservar y restaurar, pero también adoptará las herramientas legales necesarias para hacer cumplir las obligaciones ambientales que deben asumir de las instituciones y empresas.

-Publicidad-