Imágenes parecidas a este se observarán hoy en la fiesta de la Virgen del Carmen.

Tal como lo decía el recordado y máximo exponente de la música vallenata Diomedes Díaz, en la canción ‘Mi muchacho’, el 16 de julio es una fecha representativas para los católicos colombiano, en especial para los choferes quienes encomiendan a ella su camino.

Respecto del origen del mensaje de la Virgen del Carmen, éste se dio en  Inglaterra, el domingo 16 de julio de 1251, cuando San Simón Stock, Superior General de los Padres Carmelitas del convento de Cambridge, estaba rezando por el destino de su orden, cuando se le apareció la Virgen María.

Cuenta la historia que estaba vestida de hábito carmelita, llevaba al Niño Jesús en sus brazos y en su mano el Escapulario, que le entregó diciendo: “Recibe hijo mío este Escapulario de tu orden, que será de hoy en adelante señal de mi confraternidad, privilegio para ti y para todos los que lo vistan. Quien muriese con él, no padecerá el fuego eterno. Es una señal de salvación, amparo en los peligros del cuerpo y del alma, alianza de paz y pacto sempiterno”.

-Publicidad-

Desde ahí empezó la promulgación de la consagración del escapulario de la virgen del Carmen el cual ayuda a las almas a descansar en paz. Esta advocación también es considerada también la patrona de los conductores, quienes confían su vida y sus caminos a esta santa patrona.

En La Guajira su popularidad creció con la fama de Diomedes Díaz quien gracias a su devoción confió su fe a la Madre de Dios a quien le pedía licencia, para que le diera salud, que de lo demás se encargaba él, devoción que nació cuando su acordeonero Juancho Roy le obsequió una imagen, hecho que mencionó en el vallenato Canto celestial que dedicó a su amigo después de muerto.

Muchas peticiones hizo a su madre del cielo como la llamaba, de quien consiguió su favor cuando pasó por uno de sus peores momentos estando en prisión y padeció el síndrome de Guillain-Barré, donde le hizo la promesa de construir una iglesia en el Valle, promesa que quedó patentada en la canción Volver a vivir. Esta promesa no pudo ser cumplida pero en muchas de sus canciones siempre la recuerda.

En el corregimiento de la Junta, zona rural de San Juan del Cesar, donde nació Diomedes Díaz y gracias a él se celebra fervientemente la Virgen del Carmen.

Este fervor hizo que sus seguidores también se volvieran a ella quienes todos los años la recuerdan con las músicas del Cacique y anualmente varias caravanas de vehículo recorren las calles con la imagen de la virgen para rendirle honor.

Hoy 16 de Julio, en varias poblaciones de La Guajira se celebra la Virgen del Carmen y específicamente en Riohacha, las organizaciones de conductores en tierra y mares son fervientes seguidores.

-Publicidad-
Compartir
Maybelys Ávila Barona
Comunicadora Social, Periodista, especialista en trabajo sociales y comunitarios.